Cocina por tiempos

Solomillo de cerdo con hojaldre

Solomillo de cerdo con hojaldre
Tiempo de preparación: 60 minutos
  • 763 kcal/ración
  • 2 solomillos de cerdo pequeños
  • 1 lámina de hojaldre
  • 300 g de champiñones
  • 1 cebolla
  • 50 g de jamón serrano
  • 50 g de paté de cerdo
  • 1 huevo
  • 100 ml de nata líquida
  • 150 g de pulpa de mango
  • aceite
  • sal
  • pimienta

 

1 Corta un poco el pie de los champiñones, lávalos rápidamente bajo el agua del grifo y sécalos bien. Pela la cebolla y pícala finamente. Corta el jamón serrano en daditos.

 

2 Corta cada solomillo por la mitad, salpimiéntalos y dóralos en una sartén con un poco de aceite, sólo unos minutos, a fuego fuerte. Retíralos y resérvalos en un plato.

 

3 En el mismo aceite, sofríe la cebolla a fuego lento hasta que esté tierna y transparente. Añade los champiñones troceados y rehógalos 5 minutos. Incorpora los daditos de jamón, dales un par de vueltas y agrega el paté y la nata. Deja que reduzca un poco al fuego para que espese.

 

4 Unta los trozos de solomillo con la preparación anterior. Extiende la lámina de hojaldre y córtala en cuatro trozos iguales. Envuelve cada solomillo en un trozo de hojaldre, sellando bien los bordes con agua, y píntalos con huevo batido.

 

5 Coloca los hojaldres en una fuente refractaria y cuécelos en el horno, precalentado a 200 °C, durante 15 minutos, o hasta que el hojaldre esté dorado. Sírvelo caliente, recién hecho, para evitar que el hojaldre se reblandezca. Acompáñalo del mango cortado en daditos, salpimentado y salteado un minuto en una sartén con un poco de aceite.

Consejo

Una receta contundente, rica en proteínas y grasas. Sírvela con alguna guarnición vegetal, como brócoli, judías verdes o bimi hervidos, y completa el menú con una ensalada de lechuga y tomate.