Cocina por tiempos

Tarta de espinacas con tomates

Tarta de espinacas con tomates
Tiempo de preparación: 60 minutos
  • 346 kcal/ración
  • 1 lámina de pasta brisa
  • 400 g de espinacas frescas
  • 1 puerro 
  • 2 tomates pera
  • 100 g de queso gruyère
  • 2 huevos
  • 300 ml de leche evaporada
  • 1 cucharada de mantequilla
  • sal
  • pimienta

1 Precalienta el horno a 180 °C. Cubre un molde para tartas con la pasta brisa, sin retirar el papel, y recorta el exceso que sobresalga por los lados. Pincha el fondo con un tenedor, fórralo con papel de aluminio y reparte unas legumbres secas por el fondo. Hornea 12 minutos, elimina el papel de aluminio y las legumbres, y reserva a un lado.

2 Limpia el puerro, retirando las raíces y el extremo más verde, y pícalo. Funde la mantequilla en una sartén, añade el puerro y sofríelo durante 15 minutos a fuego lento.

3 Limpia y lava las espinacas, trocéalas y agrégalas a la sartén con el puerro. Rehoga todo junto unos 5 minutos, hasta que las espinacas encojan. Salpimienta y reserva.

4 En un bol, bate los huevos con la leche; salpimienta ligeramente y añade el queso rallado y las espinacas con el puerro. Mezcla y vierte la preparación en el molde reservado. Lava los tomates, córtalos en rodajas y distribúyelas por la superficie. Hornea la tarta 20-25 minutos a 190 °C, o hasta que esté cuajada.

Consejo

Para una versión aún más ligera de la tarta, sustituye la pasta brisa por láminas de pasta filo o brick superpuestas, pintadas una a una con un poco de aceite o mantequilla para mantenerlas unidas.