Cocina por tiempos

Tomates rellenos de salpicón de marisco

Tomates rellenos de salpicón de marisco
Tiempo de preparación: 30 minutos
  • 280 kcal/ración
  • sin lactosa
  • sin gluten
  • 8 tomates de rama
  • 300 g de pulpo cocido
  • 300 g de langostinos 
  • 400 g de mejillones
  • 1 cebolla tierna
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 tallo de apio 
  • unas hojas de escarola
  • 2 limas
  • 1 hoja de laurel  unos tallos de cebollino 
  • 2 cucharadas de vinagre de Jerez
  • 6 cucharadas de aceite de oliva
  • sal 
  • pimienta

1 Limpia los mejillones y disponlos en una cazuela. Añade la hoja de laurel y una lima cortada en gajos, tapa la cazuela y cuece hasta que todos los mejillones estén abiertos. Deja que se entibien y retíralos de las valvas.

 

2 Llena otra cacerola con agua, sálala y lleva a ebullición. Cuando hierva, cuece los langostinos 2 minutos. Escúrrelos, refréscalos rápidamente con agua con hielo y pélalos.

 

3 Lava los tomates, córtales un poco la parte superior y guárdala. Vacíalos con cuidado y reserva la pulpa extraída en un colador. Corta el pulpo en rodajas.

 

4 Limpia la cebolla, el pimiento y el apio, y córtalos en dados pequeños. Mézclalos en un bol con la pulpa de tomate escurrida, salpimienta y añade la piel de una lima rallada, el aceite y el vinagre.

 

5 Agrega al bol los langostinos, el pulpo, los mejillones y cebollino picado, y mezcla. Rellena los tomates, coloca encima las «tapas» reservadas y sírvelos sobre escarola.

Consejo

Siempre se nos ha dicho que el marisco es rico en colesterol, pero, según un estudio del Hospital Clínico de Barcelona, se ha visto que los esteroles marinos, presentes en el marisco, retrasan su absorción.