Problemas de tiroides: síntomas y los mejores alimentos para aliviarla

El 10% de la población española padece alteraciones de la glándula tiroides, pero la mitad lo desconoce. ¡Te contamos sus síntomas más habituales para que puedas detectarla!

tiroides síntomas

Descubre los síntomas de la tiroides y cómo aliviarlos.

Redacción

PAL 00759226

Sección coordinada por la doctora María José Peiró, especialista en Medicina Familiar, con más de 10 años de experiencia tanto en el ámbito público como privado. Máster en nutrición y dietética.

La tiroides es una glándula pequeña en forma de mariposa que tenemos en la parte delantera del cuello y que produce una serie de hormonas cuyo objetivo es controlar el ritmo de muchas funciones de nuestro cuerpo, como la frecuencia cardíaca, la temperatura corporal, el funcionamiento intestinal, la memoria, los nervios y el nivel de energía, entre muchas otras.

Los problemas en la tiroides afectan principalmente a las mujeres, quienes tienen entre cuatro y siete veces más probabilidades de sufrir un trastorno de tiroides que los hombres, sobre todo durante el embarazo o la menopausia.

Las dos alteraciones más comunes son el hipotiroidismo y el hipertiroidismo y, a continuación, te vamos a describir los síntomas de cada una de ellas para que puedas reconocerlas. 

Hipotiroidismo

Es la más común de las disfunciones y se produce cuando la glándula tiroides trabaja poco y lentamente, haciendo que haya insuficiencia de hormonas tiroideas en el organismo y que el metabolismo vaya más lento.

Suele ser difícil de diagnosticar porque sus síntomas a menudo tienden a relacionarse con el envejecimiento o el estrés. 

1. Cansancio excesivo

Se nota una constante fatiga y cualquier actividad cansa más de lo habitual. Es normal sentirse sin energía y exhausto. 

2. Apatía y tristeza

La persona se siente sin ganas ni deseo de hacer nada y se notan síntomas de depresión, como ansiedad o abatimiento.

3. Dolores musculares

Se pueden sufrir más molestias y contracturas en los músculos, sobre todo en la zona cervical, también calambres y la sensación de que los músculos tiemblan por dentro.

4. Piel más seca

tiroides síntomas1
 

La dermis está mal nutrida porque la sangre le llega con más dificultad, por lo que suele perder frescura y tiende a descamarse. 

¡Esta guía te enseñará a hidratar la piel seca en sencillos pasos!

5. Aumento de peso

Se produce de forma muy rápida y sin manera justificada, puesto que el metabolismo va más lento y a las células les cuesta más transformar las calorías en energía, acumulándose en el cuerpo.

6. Pelo y uñas débiles

El cabello está más seco y se cae con más facilidad, y las uñas se vuelven más frágiles y quebradizas y crecen menos.

7. Estreñimiento

Cuando la tiroides trabaja más despacio, es normal que cueste más ir al baño, ya que la falta de hormonas afecta también al intestino. 

Hipertiroidismo

Es mucho menos común y ocurre cuando la glándula produce más hormona tiroidea de la que el cuerpo realmente necesita.

A continuación te detallamos sus síntomas más habituales. 

1. Falta de concentración

tiroides síntomas3
 

La persona siente que tiene la cabeza en otro lado constantemente y le cuesta mucho más concentrarse y mantener la atención. 

2. Irritabilidad

La sobreexcitación es uno de los primeros síntomas del hipertiroidismo: irritarse ante cualquier cosa y sufrir cambios de humor sin una explicación aparente.

3. Pérdida de peso

Si se nota que, a pesar de comer lo mismo, se adelgaza más, puede ser que el metabolismo vaya demasiado rápido a causa del hipertiroidismo.

A veces, se pueden producir diarreas, lo que agrava la pérdida de peso. 

4. Palpitaciones

Se notan taquicardias, cómo el corazón late más deprisa y el pulso va más rápido de lo normal. También es habitual que aparezcan arritmias cardíacas. 

5. Sudoración y temblores 

tiroides síntomas6
 

Aumenta el sudor en el cuerpo, la piel siempre está caliente y húmeda y se tolera menos el calor.

Además, como el sistema nervioso y el muscular están hiperestimulados, pueden temblar las manos. 

6. Insomnio

Al sentirse con más energía a causa del exceso de hormonas tiroideas, a las personas con hipertiroidismo les resulta más difícil conciliar el sueño y, si lo consiguen, se despiertan sin descansar lo suficiente. 

¡Estos trucos son ideales para acabar con el insomnio, descúbrelos!

7. Alteraciones menstruales

En mujeres, también se pueden producir cambios en los patrones de la menstruación, como flujo más ligero o períodos menos frecuentes. 

En ocasiones, se puede producir amenorrea (desaparición de la menstruación). 

Los más comunes son el hipotiroidismo y el hipotiroidismo, pero una alteración en la tiroides puede venir provocada por otras patologías como un agrandamiento de la glándula (bocio), nódulos benignos (solo entre el 5 y el 15% derivan en cáncer de tiroides), trastornos autoinmunes o tiroiditis (hinchazón de la tiroides). 

Alimentos que pueden ayudarte

tiroides síntomas2
 

En cualquier problema de tiroides, la alimentación desempeña un papel fundamental para su tratamiento y prevención.

Conoce los productos que nos ayudan a regular y a mantener nuestra glándula tiroides en forma.

1. Yodo, que no falte

Según la OMS, es básico tomar 150 microgramos de yodo diarios para mantener el buen funcionamiento de la glándula tiroidea.

Además de en la sal yodada, puedes encontrarlo en los pescados de mar, las algas, los huevos, los mariscos, los lácteos, las frutas y verduras como los berros, las espinacas y las acelgas, y en la avena.

¡Que no te falte!

2. Frutos secos

El magnesio es otro mineral clave para el funcionamiento de la tiroides. Así que di que sí a las nueces, almendras o pipas de calabaza.

3. Cobre

El hígado, el cacao, las carnes rojas, harinas, frutas, mariscos, legumbres y verduras oscuras son ricas en cobre, esencial para la producción de las hormonas responsables de regular la tiroides.

4. Rábano negro

Posee un componente sulfurado llamado "rafanina", que mantiene en equilibrio la producción de tiroxina, hormona generada por la tiroides.

5. Selenio

Importante para la salud de la tiroides, ayuda a reducir la inflamación y se encuentra en el agua, productos lácteos, la cebolla, el ajo y los tomates.

Diagnóstico y tratamiento

Diagnosticar y tratar tanto el hipertiroidismo como el hipotiroidismo suele ser relativamente sencillo, aunque, como sus síntomas son muy similares a los de otras enfermedades, hay que ofrecer al médico una descripción exhaustiva de cómo nos sentimos.

1. Exámenes de sangre

Los trastornos de tiroides se confirman con una simple analítica, llamada prueba de la TSH (hormona estimulante de la tiroides). Cuando los niveles de hormonas tiroideas están bajos en el cuerpo, se produce más TSH para estimularla.

Así, una TSH anormalmente alta significa hipotiroidismo, y demasiado baja es síntoma de hipertiroidismo.

2. Otras pruebas

En caso de confirmarse el trastorno, el endocrino podría realizar otros exámenes clínicos (pruebas de imagen, absorción de yodo, etc.)

3. Medicación

En caso de hipotiroidismo, se sustituye la hormona T4 que la tiroides ya no produce, por tiroxina sintética a través de la toma de una pastilla diaria.

También existe la posibilidad de que el médico decida operar para extraer la glándula tiroidea.