Descubre los remedios caseros ideales para hidratar el pelo seco

Controlar y cuidar el pelo seco puede suponer un dolor de cabeza en muchas ocasiones. ¡Déjate aconsejar y disfruta de un cabello hidratado!

hidratar pelo muy seco mujer morena

¡Aprende cómo puedes restaurar e hidratar el pelo seco aportándole brillo y elasticidad con los siguientes consejos!

N.D.

¿Ya no sabes que hacer con tu melena encrespada? ¿No conoces qué ingredientes son los adecuados para hidratar el pelo seco? Puede ser que tu cuero cabelludo esté deshidratado y, por lo tanto, no produzca la suficiente cantidad de grasa capilar. 

Muchos de nuestros hábitos rutinarios pueden estar estropeando el pelo, por ejemplo, si utilizamos a diario el secador, la plancha o las tenacillas sin proteger el cabello con un producto de protección de calor, o decoloramos en exceso con tintes agresivos, etc. Todas estas acciones que hacemos en nuestro día a día debilitan el cabello y lo dejan seco, sin brillo, apagado y quebradizo. 

¡Te contamos cómo hidratar el pelo muy seco de forma rápida y sencilla!

¿Cómo reparar el cabello dañado y seco? 

hidratar pelo muy seco cortar

Cortar las puntas y sanear el pelo cada dos meses es una de las reglas de oro para hidratar el pelo seco.

¡Sigue estos trucos de belleza para hidratar el pelo y llena de vida tu cabello!

1. Incorpora en tu rutina de belleza capilar productos hidratantes. Hazte con un champú hidratante de pH neutro que respete el equilibrio del cuero cabelludo y el cabello en sí.

2. Evita el uso del secador, la plancha o las tenacillas siempre que puedas, ya que estropean el cabello. Déjalos de utilizar durante una temporada y notarás el cambio en tu pelo. Siempre que tengas que utilizarlos, previamente aplica un protector de calor en tu cabello para evitar su deterioro.

3. Masajea el cuero cabelludo para activar la circulación de la sangre con mascarillas caseras y aceites esenciales.

4. Aplica una o dos mascarillas caseras semanalmente (¡sigue leyendo para descubrirlas!).

5. ¡No laves el pelo cada día! Si lo lavas en exceso provocas que los aceites naturales del propio cabello se sequen.

6. Acude más a menudo a la peluquería para sanear el cabello cortando las puntas. 

7. ¡Hidratar por fuera es igual de importante que hacerlo por dentro!. Bebe, al menos, 2 litros de agua al día para mantenerte hidratada y que tu pelo luzca hidratado y brillante. 

8. No tengas miedo a utilizar aceites nutritivos como los de argán o rosa mosqueta. Aplicándolos una o dos veces en semana será suficiente para aportar elasticidad y brillo al cabello seco. 

Consejos para hidratar el cabello seco: 10 mascarillas caseras y reparadoras 

hidratar pelo muy seco mujer pelo largo

Las mascarillas caseras pueden salvar tu melena reseca. ¡Apúntalas!

La combinación de estas mascarillas te ayudará a proporcionarle un extra de hidratación al pelo seco. ¡Aplícate una o dos a la semana!

1. Mascarilla de aguacate, miel y yema de huevo.

Elaboración: machaca un aguacate y mézclalo con tres cucharadas de miel y la yema de huevo hasta obtener una masa homogénea.

Aplicación: separa el pelo en varios mechones y expande la pasta frotando desde el cuero cabelludo hasta las puntas. Luego, cúbrele el cabello con un gorro y deja actuar durante 30 minutos. Puedes repetir esta mascarilla hasta tres veces a la semana.


2. Mascarilla de leche, huevo y aceite de almendras.

Elaboración: vierte la leche en un recipiente y mézclala con un huevo. A continuación, añade dos cucharadas de aceite de almendras y bate todo hasta que la mezcla sea homogénea. 

Aplicación: con el pelo húmedo aplica la pasta de una manera uniforme y deja actuar de 30 a 40 minutos. El último paso es aclarar con agua abundante y templada. Utilízala dos veces a la semana.


3. Mascarilla de aguacate y yogur natural.

Elaboración: machaca un aguacate, tritura hasta obtener una pasta y luego mezcla en un recipiente con el yogur natural. 

Aplicación: con el pelo seco extiende la masa homogénea sobre el cuero cabelludo y cúbrelo por completo. Deja actuar durante 40 minutos y enjuaga con agua templada. Puedes repetirla dos o tres veces a la semana. 


4. Mascarilla de manteca de cacao y aceite de coco.

Elaboración: calienta la manteca de cacao al baño María y cuando esté fundida, añade el aceite de coco y remueve para que se mezcle bien. Después, apaga el fuego y deja que repose a temperatura ambiente.

Aplicación: antes de que la mezcla se vuelva sólida, aplica una pequeña cantidad y frota por todo el pelo y cuero cabelludo. Deja que actúe durante 30 minutos y enjuaga con agua abundante. Úsala tres veces a la semana para hidratar el pelo muy seco.


5. Mascarilla de calabaza y miel.

Elaboración: cocina dos rodajas de calabaza hasta que se vuelvan blandas, tritúralas con un tenedor y mezcla con tres cucharadas de miel de abeja. 

Aplicación: primero, humedece el pelo y frota la mezcla con suaves masajes cubriendo por completo todo el cuero cabelludo. Deja actuar 30 minutos y enjuaga con agua templada. Si la aplicas dos veces a la semana notarás los resultados rápidamente.


6. Mascarilla de tomate y aceite de maíz.

Elaboración: tritura un tomate y mézclalo con dos cucharadas de aceite de maíz. Reserva hasta que quede una mezcla homogénea.

Aplicación: con el pelo húmedo aplica la mezcla y deja que actúe durante 30 minutos. Pasado ese tiempo, lava el pelo con champú hidratante y aclara con abundante agua.


7. Mascarilla de aceite de almendras, huevo y aguacate.

Elaboración: en un recipiente mezcla una cucharada de aceite de almendras, un huevo y medio aguacate. Mezcla bien hasta obtener una pasta consistente.

Aplicación: con el pelo seco, aplica la mezcla por todo el cabello y cúbrelo con papel film durante media hora. Pasado el tiempo puedes retirar la pasta del pelo con abundante agua. 


8. Mascarilla de aloe vera y miel.

Elaboración: en un bol de vidrio mezcla el gel de aloe vera, extraído de la hoja natural, con una cucharadita de miel.

Aplicación: lávate el pelo con un champú suave y seca con una toalla, aplica la mascarilla y masajea el cuero cabelludo. Deja que actúe durante 20 o 30 minutos y aclara con abundante agua. ¡Si repites la aplicación dos o tres veces a la semana verás los efectos de inmediato!   


9. Mascarilla de miel y aceite de oliva.

Elaboración: mezcla media taza de miel y tres cucharadas de aceite de oliva. Una vez consigas una pasta homogénea ya puedes aplicarla sobre el cabello seco. 

Aplicación: reparte la mezcla por todo el cuero cabelludo, de raíz a puntas y colócate un gorro y deja que actúe durante una hora. Finalmente, enjuaga con agua tibia y lava con el champú habitual.


10. Mascarilla de yogur y huevo.

Elaboración: mezcla seis cucharadas de yogur natural y una clara de huevo batida a punto de nieve. 

Aplicación: con el cabello seco, aplica la masa compacta por todo el pelo y deja actuar durante 20 o 25 minutos. Cuando lo enjuagues con agua templada notarás el cabello mucho más suave.


¡Deja de esconderte y desmelénate al ritmo del viento! ¡Tú lo vales, tu melena también!