Encuentran ahorcada en la cárcel a Rosario Porto, condenada por asesinar a su hija Asunta

Cumplía una condena de 18 años por asesinar, junto a su marido Alfonso Basterra, a su hija adoptiva de 12 años, Asunta Basterra, en 2013

Rosario Porto

Rosario Porto fue calificada como una persona fría y distante.

Redacción

Los funcionarios de la cárcel de Brieva (Ávila) han encontrado esta mañana muerta en su celda a Rosario Porto, la abogada acusada de asesinar a su hija Asunta Basterra, de 12 años, en el 2013 en A Coruña. La presa ha sido encontrada ahorcada en su celda con un cinturón de tela atado a la ventana. Tras notar su ausencia en el recuento matinal, la han hallado colgada en su celda y, a pesar de haber avisado inmediatamente a los servicios de Urgencias, estos sólo han podido certificar su muerte. 

Una decisión meditada que intentó cumplir varias veces

Las informaciones apuntan a que Rosario había recogido escrupulosamente toda su celda, incluidas sus pertenencias, lo que hace sospechar que tenía la intención meditada de quitarse la vida. Algo que intentó hasta en dos ocasiones en el pasado: en 2017 fue ingresada en la UCI tras ingerir una gran cantidad de pastillas y en noviembre del 2018 intentó ahorcarse en la ducha de la prisión enroscándose un cordón alrededor del cuello, por lo que tenía aplicado un protocolo antisuicidio.

Rosario Porto hija Asunta marido
El matrimonio con su hija en una imagen de archivo.

Un caso muy mediático y escalofriante

Rosario Porto cumplía una condena de 18 años por el asesinato de su hija adoptiva Asunta Basterra en el año 2013, llevado a cabo junto a su marido, Alfonso Basterra, quien también fue condenado a 18 años en un caso muy mediático que removió los corazones de todos los españoles. La pequeña Asunta, de 12 años, desapareció el 21 de septiembre de 2013 y su cuerpo sin vida fue encontrado en una pista forestal de A Coruña, al día siguiente. Sus padres, una abogada y un periodista que la habían adoptado cuando Asunta sólo tenía un añito de edad, denunciaron su desaparición pero sus declaraciones estuvieron siempre repletas de contradicciones, por lo que los investigadores empezaron a sospechar que escondían algo y los detuvieron días después. Tras meses de investigación, el juicio se celebró en octubre del 2015 y declararon, por unanimidad, a Rosario Porto y a Alfonso Basterra culpables de la muerte de su hija Asunta, concluyendo que la sedaron durante meses y la asfixiaron, provocándole la muerte. 

Rosario Porto juicio
Rosario Porto y Alfonso Basterra, durante el juicio en 2015.

Rosario Porto ya había cumplido 7 años de condena en tres prisiones -A Lama (Pontevedra), Teixeiro (A Coruña) y Brieva (Ávila)-. En esta última cárcel es donde se ha encontrado su cuerpo sin vida.