María Castro: “Mi hija mayor adora a su hermanita”

La actriz hace encaje de bolillos para compaginar el trabajo con el cuidado de sus peques, Maia y Olivia

Maria Castro

La gallega, que repitió maternidad hace apenas seis meses, ha vuelto al teatro con “La coartada”.

Redacción

Polifacética, risueña y divertida, María Castro siempre muestra su mejor versión en todo lo que hace, desde su papel en 'Sin tetas no hay paraíso', por el que ganó un Ondas, hasta cocinar con esmero en MasterChef Celebrity. La actriz, que fue madre por segunda vez hace apenas seis meses, ha vuelto al teatro con 'La coartada', obra con la que está de gira, y es embajadora de la nueva campaña de tomates Orlando.

PRONTO: María, vuelves a mostrar tu pasión por la cocina. ¿Cuáles son tus platos estrella?

MARÍA CASTRO: La pizza casera y las empanadillas, y me encanta el huevo frito con tomate y arroz. El tomate está muy presente en casa. Mi hija mayor se lo come a cucharadas, ja, ja, ja.

P.: ¿Cómo estáis, después de superar el COVID-19?

M.C.: Ha sido un gran susto, porque no sabes cómo va a responder tu cuerpo y, hasta que no acabó el proceso, estuvimos bastante agobiados. Mi marido se contagió por segunda vez y el resto de la familia fuimos detrás.

“Maia ha superado las expectativas como hermana mayor”

P.: A nivel laboral, has vuelto al teatro con “La coartada", una obra de intriga y suspense.

M.C.: Sí, estoy muy contenta aunque cada fin de semana es un encaje de bolillos en mi vida y conciliar familia y trabajo, toda una aventura.

P.: Pero lo logras, y estás disfrutando al máximo la maternidad...

M.C.: Mi gran temor era contagiarme de coronavirus estando embarazada o dando a luz. Por suerte, no fue el caso, y lo he vivido con mucha alegría, aunque también ha sido distinto al primer embarazo, ya que en éste tenía que ir sola a hacerme las ecografías, a mi hija pequeña aún no la conocen mis hermanos... Y eso es duro para alguien tan familiar como yo.

P.: ¿Cómo se lleva Maia con su hermanita, Olivia?

M.C.: La adora. Maia ha superado con creces las expectativas. Piensa que a quien más achucha es a la bebé, incluso más que a nosotros, ja, ja, ja. Mi marido y yo teníamos claro que queríamos darle una hermanita o hermanito, porque para nosotros son el mayor regalo.

Maria Castro hijas

María, junto a sus dos hijas.

“Mi madre es el faro de mi vida”

P.: La gimnasia y la interpretación han sido los pilares de tu vida. Si tus hijas se decantaran por alguna de las dos, ¿qué preferirías que fueran?

M.C.: Sobre todo, felices. La vida es tan complicada que sólo quiero que elijan algo que les haga levantarse con ilusión cada día. El apoyo de mi marido y el mío lo tendrán siempre, como tuvimos nosotros el de nuestros padres.

P.: Tu madre sigue siendo tu faro...

M.C.: ¡Constantemente! Mi madre es confidente, psicóloga, animadora y una superabuela. Tengo un vínculo muy cercano con ella. Mis padres eran maestros, son muy didácticos y siempre me he sentido escuchada.

P.: Actriz, madre, bloguera, diseñadora de joyas... ¿Qué otros retos tienes a corto plazo?

M.C.: Por ahora, seguiré de gira teatral todo el año y, en julio, empezaré a rodar una comedia.