Toñi Moreno habla de su depresión postparto y su nuevo reto por Lola

Toñi Moreno habla de su depresión postparto y su nuevo reto por Lola

Toñi Moreno se sincera sobre lo duro que fue su embarazo y los primeros días como mamá.

Hace poquito que Toñi Moreno, a sus 46 años, se ha estrenado como mamá con la llegada al mundo de su pequeña Lola. La presentadora ha aprovechado este bonito momento de su vida y su reciente vuelta al trabajo, para compartirlo con sus seguidores y ha querido hacerlo a través de un nuevo canal de vídeos en la plataforma Mtmad.

 

Toñi comienza su primer vídeo muy emocionada presentándose como “una chica joven de 46 años, que acaba de ser mamá” y, con humor, ha añadido que “todavía, me dicen la palabra ‘mamá’ y miro para atrás a ver quién viene, porque me queda grande”.

 

 

Un nuevo reto por su hija

 

La periodista ha explicado que ella comenzó a trabajar a los 14 años en la televisión local de su pueblo y que, desde entonces, ha ido yendo de trabajo en trabajo. Asegura que, hasta que no entró en Mediaset, “no he sentido que tuviera una estabilidad” que le permitiera poder tener un bebé. Es por eso que ha escogido este momento de su vida para convertirse en madre.

 

Por otro lado, ella no hace caso de los que le dicen que es muy mayor: “yo creo que la juventud no está en la edad, la juventud está aquí”, ha asegurado poniendo un dedo en la sien y después ha reflexionado que “nunca he sido muy deportista”, a pesar de haberse apuntado muchas veces al gimnasio.

 

Lo que le ha llevado a tomar una importante decisión: “necesito cambiar mi vida completamente, porque yo tengo que ser joven, que tengo una niña”, por lo que, a pesar de la ciática que padece, se ha propuesto hacer deporte y comer sano.

 

 

Un embarazo y postparto difíciles

 

Toñi ha confesado que, desde el principio, lo pasó muy mal con su embarazo. “Nadie se solidariza contigo y al mismo tiempo te sientes muy sola”, ha desvelado, “lo he pasado mal porque no estaba preparada psicológicamente para todo lo que me venía”.

 

“Cuando vi a la niña, me entró un miedo… Que se tradujo en una crisis de ansiedad. Porque yo creo que la vida te dice, ‘esto es tuyo, para siempre’, y tú no estás preparada para eso. No sé lo que me pasaba, lo único que tenía era ganas de llorar. Estuve una semana entera llorando… Eso de la depresión postparto es tan cierto como que yo estoy aquí”, ha confesado.

 

 

Toni Moreno explica

 

Finalmente, tras darse cuenta de lo que estaba ocurriendo, la presentadora optó por pedir ayuda profesional: “llamé a una psicóloga para que me ayudara en el proceso”.

 

Además, ha expuesto sus inseguridades con su cuerpo, otro de los motivos por los que quiere comenzar su nueva vida sana. “Después de un parto, físicamente, no estás en tu mejor momento, no te ves guapa…”, ha explicado, pero ha asegurado que “es verdad que cuando ves a tu niña se te olvida todo, porque si no nadie repetiría ni tendría un segundo hijo”.

 

Toñi se despide con muchas ganas de cumplir su nuevo reto y convertirse en una persona deportista para así ganar salud y poder estar al cien por cien con su hija Lola.