“The Crown”: Lo que más ha molestado a la Familia Real británica

Las alusiones a los celos de Carlos por la popularidad de Diana y el trastorno alimentario de ésta han sentado muy mal en Buckingham

The crown Princesa Diana

Emma Corrin y Josh O’Connor encarnan a la perfección a Diana y Carlos.

Redacción

La cuarta temporada de “The Crown”, que se estrenó el 15 de noviembre, narra los avatares de la Familia Real británica entre 1979 y 1990, centrándose en la tormentosa y dramática relación del príncipe Carlos y Diana Spencer, y lo hace de un modo que ha indignado al hijo mayor de Isabel II. Carlos hereda así la piedra en el zapato que lleva siendo la serie para su madre desde su estreno en el 2016.

No ha habido una condena oficial por su parte, pero algunos de sus confidentes más cercanos han acusado al gigante del “streaming” de explotar el dolor de la Familia Real para hacer caja. Incluso, el Secretario de Cultura del Gobierno británico, Oliver Dowden, ha declarado que se debería incluir un rótulo antes de cada capítulo para alertar a la audiencia. “Me temo que una generación de espectadores que no vivió estos acontecimientos puede confundir la ficción con los hechos”, ha dicho Dowden.

El trabajo interpretativo y los cuidados detalles hacen la serie tan creíble que la reina y su hijo están indignados:

Charles Spencer: “No es una clase de historia”

Charles Spencer, hermano de Lady Di, ha declarado que muchos estadounidenses le dicen que ven “The Crown” “como si tomaran una clase de historia, pero no lo es”. A él, igual que a Carlos, le ha molestado especialmente el inciso del guión sobre la bulimia y la frágil salud mental de su hermana.

También han disgustado al heredero y a su hijo Guillermo las escenas en las que Carlos le grita a su esposa, mostrándole abiertamente su aversión y los supuestos celos que tenía del fervor popular por ella.

Descubre qué partes de "The Crown" les pinchan más a los Windsor, en las páginas de tu Revista Pronto.