Isabel II manda un histórico mensaje ante la pandemia

La monarca ha comparado la actual situación con la Segunda Guerra Mundial

Isabel II manda un histórico mensaje ante la pandemia

La monarca inglesa, de 93 años, grabó el mensaje desde el castillo de Windsor.

Redacción

Mujeres de férreas tradiciones, Isabel II ha decidido hacer algo extraordinario, en vista del inédito momento en el que se encuentra el planeta entero a causa de la pandemia del coronavirus. Así, la monarca ha grabado un mensaje de esperanza en el que ha pedido la colaboración de todos los ciudadanos y ha comparado esta situación con la que se vivió en la Segunda Guerra Mundial.

Aislada en el Palacio de Windsor, donde se la trasladó como medida preventiva, a la Reina le ha tocado vivir el coronavirus muy de cerca. Su hijo, el Príncipe Carlos, dio positivo, y el primer ministro, Boris Johson, ha tenido que ser ingresado a causa del Covid-19.  

Es por todo ello que Isabel II ha instado a la población a mantenerse “unida” y con “autodisciplina”. "Estamos luchando juntos contra esta enfermedad, y quiero garantizaros que si continuamos unidos y decididos lo superaremos".

Aquí puedes ver un pequeño fragmento de su discurso:

"Hoy, una vez más, muchos sentirán esa dolorosa sensación de separación de sus seres queridos, pero ahora, como entonces, sabemos en nuestro interior que es lo que debemos hacer", ha asegurado.

Asimismo, la monarca ha tenido palabras de agradecimiento para todo el personal sanitario y las muchas personas que continúan trabajando día a día para ofrecer los servicios básicos. "Quiero expresar agradecimiento también a aquellos que se están quedando en casa, y con ello ayudando a proteger a los vulnerables y ahorrando a muchas familias el dolor que sienten aquellos que han perdido a sus seres queridos", ha añadido.

Éste ha sido, sin lugar a dudas, un discurso histórico, ya que las intervenciones de Isabel II, en casi 70 años de reinado, se producen a cuentagotas. Además de sus mensajes navideños, sólo lo había hecho en otras cuatro ocasiones: en la Guerra del Golfo, en 1991; tras la muerte de Diana de Gales, en 1997; tras la muerte de la reina madre, en 2002; y para conmemorar sus 75 años de reinado, en 2012.