Arianna Aragón: "Carlos Sobera es un padre para mí"

La joven, de 22 años, es la azafata revelación de El precio justo

Arianna Aragon

Arianna sueña con hacerse un hueco en el mundo de la interpretación.

Redacción

Arianna Aragón está disfrutando muchísimo de su experiencia como azafata en El precio justo, espacio conducido por su padrastro, Carlos Sobera, con el que se lleva de maravilla. Feliz en televisión, asegura que quiere ir poco a poco y formándose, por lo que combina su último curso de Derecho con clases de interpretación en Cristina Rota. ¡Descubre todo lo que nos ha contado!

Hija de Patricia Santamarina y Rody Aragón, reconoce que el mejor consejo que le ha dado su padrastro es que disfrutara y fuera ella misma ante las cámaras.

PRONTO: ¿Con qué soñabas al ver a tu padre en el circo?

ARIANNA ARAGÓN: Siempre le decía: “Papá, déjame hacer un número”, y él se negaba porque decía que era muy niña, pero yo seguía en casa montando bailes. Me encantaba ese mundo.

P.: Entonces, ¿te matriculaste en Derecho por tu madre, que también es abogada?

A.A.: Si te soy sincera, fue todo lo contrario. Mi madre me dijo: “No lo hagas porque no te va a gustar, no va nada contigo”. Pero muchos de mis amigos iban a estudiar Derecho y yo pensé que me serviría para muchas cosas. Al entrar en la carrera, pensé: “Buf, ¿y cómo digo yo ahora que esto no me gusta?”. Así que ya estoy a punto de terminarla. Pero a la vez tenía claro que quería hacer Interpretación, por lo que estoy en Cristina Rota.

También quiere probar suerte en el teatro

P.: A pesar de que tu madre y Carlos tienen una productora de teatro, has esperado hasta los 22 años para debutar y lo haces en TV. ¿El teatro no te llama?

A.A.: Sí, me encantaría hacer teatro. Llevo un año estudiando y siento que lo quiero hacer ya. Si le preguntas a Carlos cuántas veces he ido a ver su función, igual te dice que ocho o nueve veces. Están ya hartos de verme, pero aprendo muchísimo porque cada día me fijo en cosas nuevas. Pero aún no les he pedido un papel. En nada lo haré.

P.: ¿Cómo surgió lo de ser en azafata en El precio justo?

A.A.: Estábamos un día cenando en casa y me dijeron: “¿Quieres trabajar?”. Y me comentaron que había un “casting” para azafatas. Sólo había hecho un cameo en “Pequeñas coincidencias”, pero “casting” como tal, ninguno. Estaba muy nerviosa, pero tras una prueba de cámara y una entrevista con el director, me sentí supercómoda y me llamaron al día siguiente.

Arianna Aragon Carlos Sobera

Tras una divertida broma sobre su supuesto novio, Ari acabó consiguiendo que su padrastro cantase.

P.: ¿Qué les gustó de ti?

A.A.: Me dicen que transmito mucha dulzura, que soy muy sencilla y muy real.

P.: Pero serás atrevida, porque “El precio justo” requiere que también jueguen Carlos y los azafatos. Requiere espectáculo.

A.A.: Hace un año, si me hubiera planteado hacer algo así, me habría muerto. Pero es que, sinceramente, en el plató me siento como si no me estuviesen grabando. Estoy tan a gusto... Y cuanto más juego me dan y más improviso, más me gusta.

"Carlos Sobera es un padre para mí"

P.: Además, para ti habrá sido un salto con red por el hecho de tener ahí a Carlos...

A.A.: Es lo mejor que me ha podido pasar. Y no sólo porque le admiro muchísimo tanto a nivel profesional como en lo personal. Él siempre hace sentir cómodo a todo el mundo y yo tengo el plus de que es mi familia, es un padre más para mí.

P.: Te has criado con dos padres.

A.A.: Sí, yo tengo a mi padre, pero Carlos para mí es como si fuese otro padre más, ¡le conozco desde que tenía 5 años! Así que me ha servido para sentirme superacogida.

P.: ¿Qué consejos te ha dado él en este debut profesional?

A.A.: Él siempre me dice que disfrute, que sea yo y que esté tranquila. Y de verdad que funciona.

P.: ¿Y tu padre, Rody?

A.A.: Está muy orgulloso y me dice que de aquí puedo llegar a donde yo quiera.

Arianna Aragon padre

​Ari y su padre, Rody Aragón.

Es extrovertida, le gusta el boxeo y está soltera

P.: ¿Y a dónde quieres llegar? ¿Qué sueños profesionales tienes, Arianna?

A.A.: Ser una buena actriz. Y me encantaría grabar alguna película americana o en inglés. Mi principal objetivo es ser actriz en nuestro país y disfrutar mucho interpretando, pero antes quiero formarme bien. Formarse es fundamental, te ayuda incluso a conocer cosas de ti mismo que desconocías.

P.: ¿Temes la repercusión que da la tele?

A.A.: Yo soy insegura y me tomo muy en serio todo lo que dice la gente, aun siendo consciente de que podrían criticarme. Pero mientras la gente que de verdad me quiera y mi entorno no piensen nada malo de mí, cosa que dudo mucho que suceda, no creo que me afecte. De momento, todos los mensajes que recibo son superbonitos y lo agradezco.

P.: Por conocerte un poco más en profundidad, ¿cómo te defines a ti misma?

A.A.: Soy una persona que a lo mejor puedo parecer un poco tímida, pero en realidad soy extrovertida y abierta, aunque tenga mi lado reservado.

P.: ¿Qué aficiones o qué pasiones ocultas tienes?

A.A.: Me gusta mucho viajar, pasar tiempo con mis amigos y hacer boxeo.

Carlos Sobera familia

Ari es una joven muy familiar. En la imagen, Sobera y su mujer en la foto de su boda, en mayo del 2015, con Ari y su hija menor

P.: ¿Y novio? ¿Es cierto que lo tienes, como insinuó Carlos, pero que no se lo has presentado?

A.A.: No tengo, ¡ojalá, pero no! Yo creo que lo ha hecho para quitarme de encima a los pretendientes, ja, ja, ja. Si tuviera novio, por supuesto que se lo habría presentado, a él y a todos... pero no.