Bigote Arrocet no es el padre de Alexis Ledgard, así lo confirma la prueba de ADN

La noticia ha caido como un jarro de agua fría para Alexis, que estaba convencido de su consanguiniedad con Edmundo Bigote Arrocet

Bigote Arrocet no es el padre de Alexis Ledgard, así lo confirma la prueba de ADN

Gemma Gómez i Padial

Edmundo Bigote Arrocet y Alexis Ledgard no son padre e hijo. Así lo han determinado los resultados de las pruebas de ADN realizadas por el Instituto Nacional de Toxicología mediante un test de paternidad. Los resultados, totalmente inesperados para ambos, han dejado “en shock” a Ledgard, e imaginamos que también al propio Bigote Arrocet, que nunca había negado ser su padre ante los medios de comunicación e incluso había colaborado de forma positiva en este estudio de paternidad.

Este litigio se remonta al año 2019, momento en que Alexis presentó una demanda de paternidad contra el humorista con el objetivo de poder declararse hijo suyo, coincidiendo con el inicio de su relación con María Teresa Campos. Tras este duro golpe, Alexis deberá reescribir ahora su historia personal y sus orígenes, que hasta ahora había ligado a la relación entre Bigote y Anette Ledgard, su madre, hija a la vez de Kiko Ledgard, presentador de 1, 2, 3 Responda Otra vez.

 

Un caso anómalo

Ledgard Arrocet
La relación entre Alexis y Bigote siempre ha sido buena, a diferencia de otros casos similares

Fernando Osuna, abogado del joven, ha sido el encargado de darle la noticia. Ambos han confesado estar estupefactos con los resultados por, como decíamos, las anomalías del caso. Y es que el propio Bigote Arrocet nunca dio la espalda a Alexis, e incluso llegó a costearle parte de los gastos del proceso, siempre mostrándose colaborativo. La sorpresa es mayor precisamente porque no suele ser una actitud habitual en este tipo de casos en los que alguien reclama la paternidad de un personaje público. Osuna, de hecho, es especialista en este tipo de litigios, como por el ejemplo el de Javier Santos, cuando reclamó la paternidad de Julio Iglesias, entre otros.

“He estado con él todas las Navidades, él me llamaba pijito y yo a él papá, y de repente no sabes de dónde vienes”, ha expresado Ledgard tras conocer la noticia. Un giro en el guion de su vida que ahora deberá trabajar para reescribir, también de la mano de su madre, que durante 40 años le había hecho creer que sí compartía lazos familiares con Bigote. Para ello, ha explicado, necesita tiempo para asimilar lo sucedido y recuperarse de los “daños morales” que dice le ha causado enfrentarse a este proceso. De momento, deberá reconstruir su propia historia y el juicio de paternidad que estaba previsto para el próximo diciembre de 2020 ha quedado suspendido.