Brigitte Bardot: entrevista en exclusiva sobre el momento más duro de su vida

Retirada en Saint-Tropez y consagrada a los animales, la “sex symbol” de los años 60 concede una entrevista tras mucho tiempo de silencio

Brigitte Bardot

La actriz, con uno de los muchos perros que tiene en su finca.

Redacción

Retirada del cine desde hace casi 50 años, Brigitte Bardot, la que fuera icono sexual de los 60, lleva décadas viviendo en su finca de la localidad francesa de Saint-Tropez, entregada a la única causa en la que cree: la lucha por los derechos de los animales.

La actriz, de 86 años, se prometió hace tiempo que jamás volvería a dar una entrevista a los medios de comunicación. Ahora, ha roto su promesa y la revista Pronto te ofrece esta semana, en exclusiva, la conversación que mantuvimos con ella, en la que habló del momento más duro de su vida.  

Y es que, a los 16 años, Brigitte intentó quitarse la vida. “Cuando era muy joven, creía que la vida no valía la pena si tenía que sufrir por ella”, así que vio esta opción como una salida, ya que sus padres no aceptaban la relación que mantenía con un chico. “Me alegro de no haberlo hecho, porque no habría podido hacer todo lo que hago por los animales”.

“La angustia animal me lleva a seguir luchando”

PREGUNTA: El amor de su marido, ¿qué importancia tiene en su existencia?

BRIGITTE BARDOT: El amor de Bernard es dulce, por supuesto, pero he tenido otros y el amor de un hombre no ha sido un motor para querer seguir viviendo. Es la angustia animal lo que me lleva a seguir luchando.

P.: ¿Tiene noticias recientes de Alain Delon?

B.B.: Suelo escribirle una carta por su cumpleaños pero, en los últimos dos años, no me ha contestado. Tengo la sensación de que ya no se comunica con nadie y no quiero agobiarle. Es como yo, un animal salvaje y solitario.

P.: Viviendo tan recluida desde hace muchos años, ¿cree que tiene una visión real del mundo?

B: Estoy recluida, pero leo los periódicos, veo la televisión, hablo con mis amigos y estoy en contacto con el mundo. Es abominable la manera en que tratamos a nuestro planeta. El peso de una demografía incontrolable nos ha traído desgracias como el calentamiento global, inundaciones e incendios. Temo que el coronavirus y otras epidemias que llegarán pongan orden de forma dolorosa. Cuando los 5.000 millones de seres humanos que hay de más en la Tierra se hayan ido, la naturaleza recuperará sus derechos.

No te pierdas la entrevista completa a la que fuera una de las mujeres más bellas y deseadas del mundo en tu Revista Pronto.