Carles Francino narra entre lágrimas su pesadilla con el Covid: "Tuve un ictus y perdí la voz"

El periodista se ha emocionado al contar su experiencia al contraer el virus y perder a personas cercanas a causa de él

Carles Francino regresa a la radio

Carles Francino vuelve a abrir La Ventana, después de una dura lucha contra el coronavirus.

P. G.

Este lunes 10 de mayo, Carles Francino ha vuelto a la radio, después de 47 días ausente por contraer coronavirus. Ha abierto el programa La Ventana, de la SER, con unas declaraciones muy emocionantes que no dejarán a nadie indiferente.

Como muchos, el periodista no esperaba que el Covid-19 le fuera a afectar de forma tan grave. Sigue un estilo de vida saludable y es deportista, pero como él ha dicho, “este puñetero virus no atiende a deporte, ni a razones, ni a nada”.

Carles Francino en su regreso a La Ventana, de la Cadena SER

Carles Francino en su regreso a La Ventana, de la Cadena SER.

El locutor de radio ha explicado que "a los 5 días de dar positivo, tuve que ingresar de urgencia en la Fundación Jiménez Díaz con fiebre muy alta, el ánimo bastante bajito y el oxígeno muy bajo también”, explicó el locutor de radio. También contó que sufrió un ictus, perdió hasta 7 kilos y también la voz.

Sin poder contener las lágrimas al revivirlo, también ha recordado que esta infección no solo le afectó a él: “Un contacto estrecho murió el 12 de abril”, y otra persona, alguien cercano también, “se recupera lentamente en la UCI”. Así, ha dado paso a tres reflexiones.

“¿Es posible que nos hayamos olvidado de los sanitarios?”

La primera reflexión del periodista ha sido para los sanitarios. “Cualquier homenaje o agradecimiento se queda corto”, ha declarado, queriendo recordar la grandísima importancia de los sanitarios durante la pandemia, además de su valentía y esfuerzo, a pesar del miedo y cansancio que sienten al estar al pie del cañón. Pero también están enfadados, y de ahí su segunda reflexión.

“¿Cómo no van a cabrearse?”

Las imágenes del pasado fin de semana, que marcaba el fin del estado de alarma, son crueles en el contexto sanitario que estamos viviendo. “¿Cómo no van a cabrearse viendo lo que se ha visto este fin de semana?”, ha preguntado, señalando “que en la UCI del Clínico de Madrid se escuchara el ruido del botellón en la calle no tiene nombre”. Sin entrar en análisis políticos, ha criticado estas actitudes irresponsables y ha pasado a la última reflexión. Para él, la más importante.

“Si el cariño fuera una hipoteca, yo estaría pagando plazos el resto de mi vida”

Carles Francino ha querido terminar su reflexión con una nota más positiva. No ha querido olvidar el cariño de la gente, que ha estado esperando su regreso con ansias y le ha dedicado muchos mensajes de apoyo en su recuperación. Para él, se trata de “un cariño que a mi familia y a mí, sinceramente, nos ha desbordado en estas semanas tan complicadas”.

Ha remarcado que no ha sido solo el cariño de los amigos más próximos y los familiares: "también de los compañeros y las compañeras de la radio, de un montón de oyentes, de personas que un día entrevistaste”, ha dicho, incapaz de contener las lágrimas al recordarlo.

Nos hemos emocionado muchísimo con sus palabras y estamos muy felices de volver a escuchar su voz en la radio. Podéis ver el vídeo completo de esta emisión aquí: