Concha Velasco, arruinada, vende su cubertería para poder ir a la farmacia

Concha Velasco se está recuperando de una precaria situación económica que la ha llevado incluso a vender algunas de sus pertenencias, como una cubertería

concha velasco

Concha Velasco está saliendo, poco a poco, de sus apuros económicos.

M.A.

Desde que comenzase la pandemia, muchos sectores se han visto perjudicados económicamente. Uno de los más azotados ha sido, sin duda, el cultural... y eso ha afectado de lleno a las arcas de Concha Velasco, que ha estado al borde de la ruina. 

La actriz, que estos días ha vuelto al teatro bajo las órdenes de su hijo con la obra 'La habitación de María', ha hablado abiertamente de sus problemas financieros, y lo ha hecho en una entrevista que ha concedido al diario Deia. En ella, la que fuera 'chica yeyé' no tiene reparos a la hora de contar que ha tenido que deshacerse de muchas de sus pertenencias.

concha velasco la habitacion de maria 6 628x428

Concha Velasco, estará hasta el próximo día 22 en el Teatro Arriaga de Bilbao con la obra 'La habitación de María'.

Las inversiones que han llevado a la ruina a Concha Velasco

La actriz achaca la drástica bajada de sus cuentas a la obra 'Hello Dolly': "He invertido en espectáculos todo lo que tenía en época de Paco y no todos han sido rentables. 'Hello Dolly' costó mucho dinero y todavía me llegan facturas de los focos, del decorado... Han sido montajes muy caros", explica Concha, aclarando que lo que le ha llevado a la ruina ha sido su trabajo, no haber despilfarrado su fortuna fuera de él: "Las ruinas económicas siempre me han venido por los espectáculos, porque nunca me habrás visto en un casino. Nadie me habrá visto en fiestas en Marbella porque siempre estoy trabajando".

Esta gestión de sus finanzas le ha llevado a pasar auténticas penurias económicas durante el parón laboral que le ha supuesto la pandemia. "No me importa decirlo, he tenido que vender todo lo que tenía en mi casa porque cuando no se cobra, es lo que hay que hacer. Dichosa yo, que tenía cosas para vender", revela.

Sin duda, uno de los episodios más llamativos es que la expresentadora de 'Cine de barrio' tuvo que deshacerse de una cubertería: "Hace unos días le dije a mi hijo: 'Hay una cubertería allí, véndela'. Y le dieron 50 euros para que pudiera ir a la farmacia".