Julián Contreras, preocupado por el fracaso de todos sus negocios

Julián Contreras Jr. no tiene buena suerte en los negocios. El hijo de Carmina Ordóñez ha probado suerte en varios campos... y no ha despuntado en ninguno

julian contreras apertura

Julián Contreras Jr. ha tomado, sin éxito, varios caminos empresariales.

M.A.

Sin duda, el del 2021 no será el verano de la vida de Julián Contreras Jr. El hijo de Carmina Ordóñez comparte piso con su padre, el segundo marido de la divina, aquejado de una enfermedad que lo está dejando ciego, y acaba de recibir un duro golpe laboral: su despido del programa 'Días de verano' tras menos de una semana como colaborador. Al parecer, las numerosas críticas en redes sociales a su participación hicieron que la dirección del espacio repensara su fichaje. 

Por desgracia, la de quedarse sin trabajo no es una sensación nueva para el hermano pequeño de Fran y Cayetano Rivera, con los que no se habla desde hace años: Julianín ha emprendido numerosos negocios que nunca han alcanzado el éxito esperado. Los repasamos todos. 

Los negocios que han llevado a Julián Contreras a la ruina económica

Si por algo se caracteriza Julián Contreras es por ser una suerte de ave fénix: por más veces que caiga, siempre ha conseguido levantarse y volver a probar suerte. A sus 35 años, Julianín ha sido hostelero, escritor, colaborador televisivo, participante de reality... ¡y hasta relaciones públicas de un bingo!

El hijo de Carmina no ha encontrado su hueco en el mercado literario

Con tres libros en su currículum y un cuarto para el que actualmente está buscando editorial (en esta ocasión se trata de una novela erótica), Julián Contreras no ha destacado precisamente en las letras. En el 2006 presentaba con ilusión su primera novela, 'Querida mamá', dedicada a Carmina Ordóñez solo dos años después de su fallecimiento. La crítica fue implacable con él. 

julian contrersa querida mama

'Querida mamá' fue su primer libro.

A este le siguieron, en 2009, 'La pluma de la verdad' y, en 2017, 'Cuando el fracaso es un éxito'. ¿Conseguirá sacar pronto al mercado su cuarto libro?

El restaurante que terminó con su colchón financiero

Corría el año 2014 cuando Julián Contreras abría en Madrid el restaurante Pura Gula. Era su gran apuesta, y para ello hizo una importante inversión... pero las cosas no fueron como él pensaba, y el local se cerró pocos meses después. 

julian contreras restaurante

Julián Contreras Jr. en la inauguración de su restaurante, que cerraría pocos meses después.

"Me creí las mentiras del emprendimiento. Yo estaba como garante solidario y ahora tengo un administrador concursal al que lo doy hasta los tickets del supermercado", dijo poco después de tener que clausurar el negocio. En esa misma época, Contreras denunciaba que se encontraba en situación de exclusión social: con una inflada deuda y solo 160 euros al mes para vivir. "Estoy en un registro de morosos y en cuanto un banco pone mi DNI sale todo lo que debo", explicaba.

Además, el año pasado, una sentencia en firme le obligó a hacer frente a la deuda de casi 100.000 euros que generó. Julián le debía esa cantidad (en la que estaban incluídas las costas del juicio) a su examigo Raúl Herrero, que fue quien le ayudó a montar el negocio. El propio Raúl, harto de la situación, denunció en 'Sálvame' haberse sentido estafado por Julián Contreras y alegó que a este "no le gustaba trabajar".

raul herrero

Raúl Herrero denunció a Julián Contreras en Sálvame.

Una aventura televisiva que le salió rana

Aunque Julián Contreras ha participado en numerosos programas de televisión, la cuarta edición de 'GH VIP', en 2016, fue el más sonado. Todo apuntaba a que con su estancia en la casa de Guadalix saldaría sus deudas... pero nada más lejos. El hijo pequeño de Carmina Ordóñez terminó abandonando la casa por su propio pie... con la multa económica que eso conlleva. 

julian contreras pequeño nicolas

En 'GH VIP' fue sonada su enemistad con el Pequeño Nicolás.

"Mi voluntad es marcharme de aquí, y a ser posible cuanto antes". Así trasladó Julianín a la dirección de programa sus intenciones, y así ocurrió. Tras explicar en plató después que lo que él pensaba que iba a ser una experiencia positiva acabó siendo negativa, Contreras tuvo un claro objetivo en sus críticas: Francisco Nicolás, recientemente condenado a tres años de cárcel. "Como el mundo es suficientemente grande para los dos, que él se quede y yo me marcho", dijo entonces. 

Un desahucio, un ERTE... 

En 2018, padre e hijo eran desahuciados del piso en el que vivían por impago del alquiler. Era una época en la que, debido a sus deudas, Hacienda le retenía gran parte de lo que ganaba. Pero Julián no se podía permitir venirse abajo, ya que su padre enfermo estaba a su cuidado... así que empezó a trabajar como relaciones públicas de un bingo en la localidad de Móstoles, en Madrid, donde vivían. 

Todo empezaba a ir como la seda, hasta que la pandemia dio al traste con sus planes: la sala de juegos tuvo que cerrar y Julián pasó, junto con el resto de empleados, a cobrar un ERTE. 

El pasado junio, la que fuera casera del nuevo piso en el que se instaló con su padre, también acudía a 'Sálvame' a reclamarle 9.000 euros que había acumulado de retraso de alquiler: o le pagaban, o serían nuevamente desahuciados. De momento, este asunto está en manos de sus abogados.

Presumiblemente, el programa 'Días de verano' iba a suponer en esta temporada una buena fuente de ingresos para que Julián Contreras hiciese frente a sus deudas... pero su inesperado despido ha trastocado todos sus planes.