Las dos marquesas de Griñón no pueden ni verse

Tamara Falcó, heredera del título y Esther Doña, viuda del marqués, llevan años sin tener trato

Marquesas de Griñon

Redacción

Es bien conocida la inexistente relación entre las dos marquesas de Griñón, la hija de Carlos Falcó, y la viuda, o lo que es lo mismo, Tamara Falcó y Esther Doña. La primera lo es por herencia y la segunda, por viudedad. Realmente, ninguno de los cinco hijos del finado, Manolo, Xandra, Tamara, Duarte y Aldara, mantienen contacto con la que fuera última esposa de su progenitor.

Las dos marquesas de Griñón no pueden ni verse

Tamara nunca ha querido revelar el origen de su mala relación con Esther Doña.

"Tamara hizo un esfuerzo para aceptar la entrada de Esther en la familia, tuvieron trato en un principio, pero mi amiga debió de ver algo que no le gustó, y acabaron su relación de amistad", nos confiesa la periodista Carmen Duerto, buena amiga de la joven. "Le pregunté qué le había molestado pero nunca quiso descubrirme los motivos, que deben de ser muy serios para echar mano del silencio. Ese algo le hizo retroceder hasta no querer tratar a Esther más allá de la cortesía y la educación. Tamara dice que respetó la decisión de su padre de casarse con Esther Doña", añade.

Otros testigos corroboran que el trato entra ambas es nulo desde hace años y que, cuando Tamara visitaba a su padre, evitaba que Esther estuviera presente. 

2 Marqués de Griñon

Carlos Falcó y Esther Doña se casaron en julio del 2017.

Esta semana, un amplio reportaje sobre la relación de ambas mujeres en tu revista Pronto.