Frenar la contaminación por las mascarillas está en tu mano ¡Te contamos cómo hacerlo!

Dos municipios de Sevilla, Herrera y Gilena, ya cuentan con contenedores específicos para estos desechos.

¡Alarma ecológica! Las mascarillas abandonadas están contaminando el planeta

Mascarillas y guantes se están arrojando al medio ambiente.

E.C.

La responsabilidad en tiempos del coronavirus no acaba cuando nos ponemos la mascarilla. Existe otro tipo de responsabilidad que va más allá de los efectos inmediatos de protección asociados al uso de la mascarilla. Se trata de nuestra responsabilidad con el planeta. Y es que, la obligatoriedad del uso de esta medida de protección contra la COVID-19 ha traído consigo un grave efecto colateral: la contaminación que provoca el abandono de las mascarillas o arrojar la mascarilla en el contenedor incorrecto.

Conscientes o no del mal que la sociedad está infringiendo, las calles, mares, playas, montañas… se están llenando de mascarillas y guantes, poniendo en peligro a seres humanos, animales, ecosistemas y a todo el planeta Tierra.

España pionera en el reciclaje de mascarillas

Dos pueblos de Sevilla, Herrera y Gilena, son los primeros en implantar en sus municipios la campaña #ContagiaResponsabilidad, desarrollada por la Fundación Acción Planetaria. Ambos ayuntamientos han firmado recientemente un convenio con la organización que les proporcionará contenedores de color rojo para que los repartan en lugares de tránsito. En total, se colocarán ocho contenedores en cada municipio, principalmente en las puertas de los colegios, centro de salud, ayuntamientos y otros edificios de atención al ciudadano.

¿En qué contenedor se tiran las mascarillas?

La Organización Mundial de la Salud recomienda desechar las mascarillas quirúrgicas en un contenedor de basura cerrado justo después de usarlas y no reutilizarlas. En el caso de España deben tirarse en el contenedor de color gris, reservado para restos no reutilizables. Antes de hacerlo, es importante meter tanto las mascarillas como los guantes usados en una bolsa de plástico, apartándolos del resto de desechos. Un sencillo acto que nos ayudará a prevenir que los animales las saquen en caso de hurgar entre la basura y a frenar la expansión del virus. No hay que olvidar que las mascarillas quirúrgicas son biopeligrosas, en caso de pertenecer a una persona infectada, el virus puede sobrevivir en ellas 7 días.

2 contenedores

Las mascarillas y los guantes han de tirarse en el contenedor gris.

¿Cuáles son las mascarillas más contaminantes?

Las mascarillas quirúrgicas no reutilizables son de las más usadas por la población, pese a ser altamente contaminantes. Están compuestas de tela no tejida de polipropileno, un material plástico que proviene de combustibles fósiles como el petróleo o el gas natural, y que puede llegar a tardar 450 años en descomponerse. Además, las mascarillas que desafortunadamente acaban en el mar, mientras se van deteriorando, sueltan microplásticos que pueden ser tragados por las especies marinas y posteriormente por los humanos al ingerirlas.

Además de las mascarillas quirúgicas, otra buena opción es, sin duda, el uso de mascarillas reutilizables, las cuales son perfectamente seguras, siempre que se siga estrictamente las instrucciones para su limpieza, uso y conservación. 

1 chica poniendose mascarilla

Las mascarillas quirúrgicas son las más utilizadas.