El infierno de Catherine Oxenberg, actriz de Dinastía, para liberar a su hija

La actriz celebra que el líder de la secta NXIVM, que convirtió a India en esclava sexual, haya sido condenado a 120 años de cárcel

actriz dinastia secta

India está muy agradecida a su madre, que no se rindió hasta liberarla de las garras de Raniere, un auténtico depredador.

Redacción

La actriz de “Dinastía” Catherine Oxenberg ha vivido un infierno en los últimos años, en los que se ha dedicado en cuerpo y alma a rescatar a su hija India de las garras de una de las sectas más perversas y asfixiantes del mundo. Lo consiguió en el 2018 pero India, de 29 años, sigue aún en terapia de desprogramación.

Ahora que se emite por televisión un documental en el que ambas explican el drama de ser captada por una secta, su increíble poder de persuasión y las secuelas que puede dejar en quienes logran ser “rescatados”, un tribunal federal de Brooklyn ha condenado a Keith Raniere, líder de NXIVM, a 120 años de cárcel por siete crímenes, incluida la esclavitud sexual.

Marcada con un hierro ardiendo, como un animal

Ranier la convirtió en su esclava sexual y la marcó con un hierro ardiendo junto a la ingle, como si fuera ganado. “El olor mientras me quemaban la piel era tan intenso que sentí que invadía toda la casa”, cuenta India, a quien le dijeron que aquello eran símbolos de la naturaleza a pesar de que, en realidad, eran las iniciales de su “dueño”: KR.

La actriz junto a su hija:

Más información esta semana en las páginas de tu Revista Pronto.