Lolita nos cuenta sus secretos para mantenerse joven

La actriz está pletórica compaginando su trabajo con su nuevo amorcito, su nieto Noah

lolita

La cantante presume de sus 63 años tan bien llevados.

Redacción

Tiene 63 años y está estupenda. Sobre todo, dice, porque el trabajo la mantiene joven. Pero también es cierto que a Lolita le gusta cuidarse. Ella misma nos ha contado algunos de sus secretos de belleza o qué la hace feliz. 

PRONTO: ¿Eres una mujer con miedo a las arrugas y a la edad?

LOLITA: Miedo a la edad es mejor no tener, ¡sobre todo con lo que hay que trabajar! Y en ese sentido tengo que dar gracias a Dios porque me está dando mucho trabajo y eso me da mucha juventud, pero sí que es verdad que me cuido. 

ARCH 79174

Lolita luciendo tipazo hace unas semanas en la playa.

P.: Siempre cuesta encontrar tiempo para cuidarse, y me imagino que siendo abuela poco tendrás.

L.: Soy artista ante todo. Por supuesto soy madre, abuela, hermana, tía y sobrina, pero sí que tengo tiempo para cuidarme porque, llegue a la hora a la que llegue a mi casa, siempre encuentro un rato para desmaquillarme, ponerme el suero, el tónico, el elixir, la crema de día, la de noche... Limpiarse la cara es importante, sobre todo para nosotros, que en nuestra profesión estamos todo el rato ante los focos. Eso te abre los poros y toda la porquería que tengas en la cara, te la mete para dentro. Hay que tener unos cuidados especiales porque, si no, yo no estaría así. Yo todavía no me he hecho ningún "lifting", ni soy amiga de los quirófanos, pero sí uso buenas cremas.

"Mi nieto es lo mejor del mundo"

P.: Descansar también será un buen truco de belleza.

L.: No creas, yo soy pájaro de noche y aunque me meta en la cama a las diez, hasta las dos o las tres no me quedo dormida, porque me pongo a ver series cuando dejo el teléfono o dejo de estudiar, y a veces me dan las cuatro de la mañana. Pero los días en los que tengo teatro, intento dormir toda la mañana hasta que me despierte.

P.: Decías que el trabajo te da juventud y vida, y el nieto también.

L.: Sí, claro.

P.: ¿Qué nos puedes contar de Noah? 

L.: ¡Que es lo mejor del mundo! Es la alegría más grande que nos ha podido mandar el universo. Mi hija está feliz, su chico también y estamos todos encantados.