Mario Vaquerizo: "Alaska y yo cumplimos muy bien en la cama"

Lleva 22 años con Alaska y confiesa que la clave su matrimonio es respetarse y dejarse espacios de libertad

mario vaquerizo

Tan sincero como siempre, Mario Vaquerizo contestó a importantes preguntas sobre su vida privada. 

Redacción

La vida de Mario Vaquerizo ha dado un giro espectacular desde que se operó de la vista para poder dejar las gafas en el baúl de los recuerdos. "La intervención fue un éxito y me hace la vida más fácil. Llevaba siendo miope desde los 15 años, y hace dos, con esto de la edad, me asaltó la presbicia. No veía bien ni de lejos ni de cerca y se me complicó un poco el quehacer diario. Desde la operación me ha cambiado la vida muy positivamente", nos explica.

PRONTO: Es un tiempo de cambios, porque también dejaste de teñirte.

MARIO VAQUERIZO: Me teñía demasiado, y un día dejé de hacerlo porque ya no me veía guapo.

P.: ¿Cómo consigues estar tan bien físicamente?

M. V.: Hombre, me cuido y hago ejercicio. Como decía Aristóteles, la virtud está en la justa medida de todo. Por eso tengo este cuerpazo, ¡ja, ja, ja! A mis casi 48, veo la madurez como una virtud. Me siento mejor ahora que cuando cumplí 25. Estoy mejor, más guapo, más maduro y centrado, tengo las cosas más claras en mi vida.

Aquí puedes verle presumiendo de tipazo en calzoncillos. 

"Olvi no iba a estar con un hombre que no la deseara"

P.: Ya me confesó Olvi que cumples muy bien en la cama.

M. V.: Claro. Cumplimos muy bien los dos. Porque sea un poco amanerado y me salga mi lado femenino, que propicio, no me siento cuestionado. Una mujer tan lista, tan culta y tan inteligente no iba a estar con un hombre que no la deseara.

mario vaquerizo alaska
 

"La palabra mariquita no es un insulto"

Mario basa el éxito de su matrimonio en que, aunque son muy diferentes, han llegado a "un equilibrio surgido de forma natural" por sus personalidades. "Nos respetamos y nos dejamos espacios de libertad", comenta.

P.: No paras de trabajar, eres incansable.

M. V.: Soy una mariquita inquieta, a la que le gusta todo lo que le proponen. Estoy en los debates de "Secret Story", en los "40 principales", preparando el nuevo disco de las Nancys Rubias, hago publicidad… Mis aficiones se han convertido en mi medio de vida.

P.: ¿Qué sentido debo darle a lo de mariquita inquieta?

M. V.: Pues que soy alguien que no para. La palabra mariquita no es un insulto, me la aplico a mí y a mis amigos.