Miguel Bosé y Nacho Palau, arranca el juicio por el futuro de sus cuatro hijos

Si el juez decide que los niños son hermanos entre sí, los cuatro deberían vivir juntos como habían hecho hasta la separación de sus padres

Miguel Bose Nacho Palau

Miguel Bosé y Nacho Palau fueron pareja durante 26 años.

E.C.

Nacho Palau y Miguel Bosé comenzaron su periplo judicial el 16 de octubre de 2018. En aquel momento, la ex pareja del cantante interpuso una demanda para reclamar la filiación de los cuatro menores con los que han convivido durante ocho años. El proceso se ha ido alargando debido a las consecuencias derivadas de la pandemia hasta el día de hoy, en que ambas partes expondrán sus argumentos, y el juez, finalmente, deberá decidir sobre el futuro de los hijos de Miguel Bosé y Nacho Palau.

Nacho Palau juzgados

Nacho Palau en la puerta de los juzgados esta mañana.

Los niños viven actualmente con sus respectivos padres, en México y España

Recordemos que cuando Miguel y Nacho se separaron, después de 26 años juntos, los niños se fueron a vivir con sus padres respectivos. Es decir, Tadeo y Diego se quedaron con Miguel, en México; y Telmo e Ivo viven en Chelva, Valencia, con Nacho.

En su última publicación en Instagram, Nacho ha compartido una fotografía de los cuatro niños abrazados caminando en Valencia. Una publicación que algunos de sus seguidores han tachado de oportunista.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

#hermanosparasiempre

Una publicación compartida de Nacho Palau (@nachopalau) el

 

Comienza el juicio que enfrenta a Miguel Bosé y a su expareja Nacho Palau

Tal y como estaba previsto, esta mañana ha comenzado el juicio. Los primeros en llegar fueron los abogados del cantante. Sin embargo, Miguel Bosé prefirió entrar por el garaje evitando así cruzarse con la prensa y tener que hacer comentarios. Y es que, sin duda, Miguel Bosé no está pasando por el mejor momento de su vida. Por su parte, Palau sí ha dado la cara y ha saludado a los periodistas apostados en el juzgado número 4 de Pozuelo de Alarcón.

El verano pasado, la pareja llegó a un acuerdo para que los niños pasaran sus vacaciones juntos en Madrid. Veamos si esta actitud se mantiene o si por el contrario, los niños deberán vivir cada uno con su padre a miles de kilómetros de distancia.