Las reflexiones de Sara Carbonero tras la decisión de Iker Casillas

La influencer se muestra positiva y optimista respecto al futuro

Las reflexiones de Sara Carbonero tras la decisión de Iker Casillas

Sara Carbonero, bellísima con un nuevo look y un vestido que le favorece muchísimo.

E.C.

Iker Casillas y Sara Carbonero siempre han formado un gran equipo. Primero, ellos solos, como pareja, y unos años después, en familia, con sus hijos, Martín y Lucas. Una pareja que desde que hicieron pública su relación con el famoso beso que le “plantó” el guardameta a Sara durante una entrevista en la final del Mundial de 2010, han ido consolidando su amor poco a poco a lo largo de esto años.

Su gran prueba de fuego, sin duda, la pasaron el año pasado cuando Iker sufrió el infarto y a Sara le diagnosticaron el cáncer de ovario. Dos experiencias que cambiaron sus vidas para siempre.

Sara Carbonero Iker Casillas

Iker Casillas acompañado de Sara Carbonero tras sufrir el infarto en 2019.

Dos vivencias durísimas que superaron gracias a su firme apoyo mutuo. Bien, pues la vida sigue y nos plantea nuevas posibilidades, nuevos caminos entre los que hay que elegir. Eso es lo que le pasó a Iker que ayer hizo pública su decisión de no presentarse a la presidencia de la RFEF (Real Federación Española de Fútbol), una decisión que cuenta con el total apoyo de Sara.  

Solo 24 horas después de la publicación de Iker, Sara ha querido compartir en su Intagram una publicación con la frase: “Puede que las cosas no sean como siempre, pero tenemos muchos 'como nunca' por delante”.

Unas bonitas palabras que la periodista ha querido acompañar con estas otras: “Mientras el vacío de los “como siempre” llena una habitación oscura, los “como nunca” brillan desde el pasillo. Con discreción, respeto y paciencia, se cuelan por debajo de la puerta para apretarnos la mano mientras apretamos los dientes. Cogemos aire. Pisamos despacio. No hay que correr para llegar lejos. Dejamos de apretar los dientes. Pero no nos soltamos la mano. Y, entonces, por debajo de la puerta entra un poquito más de luz".