Tamara Falcó confiesa que se quedó sin contratos por engordar

La hija de Isabel Preysler ha denunciado que, cuando pesaba 20 kilos más que ahora, no tenía tanto tirón mediático

tamara falco

Tamara ha revelado el porqué, durante una época, no tuvo tanto tirón en los medios como ahora.

M.A.

En una extensa entrevista concedida a una revista de moda, Tamara Falcó se ha sincerado sobre muchos aspectos de su vida, y ha hecho una confesión: cuando, hace cuatro años, estaba más rellenita, nadie quería contar con ella como imagen, e incluso se le caían contratos que ya tenía cerrados. 

Aunque Tamara Falcó siempre ha tenido un peso normativo, un problema de tiroides unido a unos malos hábitos alimenticios hicieron que ganase 20 kilos. "En esa época desayunaba filetes empanados por la mañana", ha confesado Tamara. "Me miraba al espejo y no me reconocía", añade. 

Eso sí, su aumento de peso no impidió que posara en photocalls tan feliz y simpática como siempre. Tamara presumía de curvas allá donde iba.

tamara falco 2016

Tamara Falcó en 2016, con unos kilitos más que ahora.

Pero sus nuevas curvas no fueron tan buen recibidas por las firmas de las que era imagen, que dejaron de contar con ella para sus publicidades, lo que le supuso un buen descenso en sus ingresos. Tamara, en aquel momento, intentaba excusar a sus patrocinadores pensando que ellos, al fin y al cabo, habían contratado una imagen que ya no era la misma. Pero en el fondo, ella sabía que no era ético: "Me penalizaron porque mi físico no era el que querían para sus productos", señala la ganadora de 'MasterChef Celebrity' en la entrevista.

Tamara supo entonces que había llegado el momento de ponerse en manos de un especialsta para controlar la tiroides y, de paso, empezar de cero con unos hábitos de vida más saludables. Meses de dieta y ejercicio fueron claves para que la hija de Isabel Preysler recuperase su figura previa. 

En 2021, la vida le sonríe

tamara instagram

Tamara Falcó en una reciente imagen de su Instagram.

Ahora, años después de haber superado sus problemas hormonales y habiendo aprendido a cuidarse mucho más, Tamara Falcó es una de las famosas más queridas por el público. La nueva Marquesa de Griñón está, además, enamorada: su relación con Íñigo Onieva parece ir a las mil maravillas. ¡Tamara está feliz!

Y las marcas, conscientes del tirón de Tamara entre el público, se la rifan de nuevo.