Última hora sobre la salud de Mila Ximénez: su hija Alba viaja con urgencia a Madrid

Alba, la hija de Mila Ximénez, está en Madrid junto a su madre, unos días después de que esta fuera de nuevo ingresada

mila ximenez

Mila Ximénez se encuentra ingresada a causa del cáncer de pulmón que padece.

M.A.

Crece la preocupación por el estado de salud de Mila Ximénez. A su ingreso hace unos días para probar un nuevo tratamiento contra el cáncer de pulmón que padece desde hace un año, hay que sumarle ahora un dato que podría ser muy revelador: su hija Alba ha viajado hasta Madrid para acompañar a su madre en estos duros momentos. 

Hay un gran hermetismo sobre la salud de Mila estos días: solamente tienen información su familia y su círculo más íntimo de amigos, muchos de ellos compañeros de programa en 'Sálvame'. Ahora, tal y como apunta el portal Informalia, Mila también cuenta con su hija quien, pese a vivir con su marido y sus hijos en Ámsterdam, no ha dudado en cogerse un avión rápidamente para estar junto a su madre. 

Una fuente cercana a la colaboradora explicaba hoy mismo a La Razón que "en los últimos días sus defensas están muy bajas y se encuentra muy decaída, con pocas fuerzas y muy baja de ánimo. Su hermano Manolo no se separa de su lado. Todos confiamos en que esto sea una crisis pasajera y que el tratamiento tenga el efecto deseado. Es una mujer con una fortaleza increíble y un coraje inmenso". 

Mila Ximénez y Alba, madre e hija muy unidas

Alba reside en los Países Bajos, pero eso no le ha impedido brindarle a su madre todo el apoyo en tan dura enfermedad. 

mila ximenez alba santana

Mila Ximénez y su hija, Alba Santana, en una foto de archivo.

Alba, de 37 años, es hija de Mila y de Manolo Santana (el parecido con su padre, de hecho, es asombroso). Reside desde hace varios años en Ámsterdam junto a sus hijos y su marido, pero vuela a Madrid con mucha frecuencia.

Pese a su discreción con los medios de comunicación, Alba no dudó en apoyar en plató a su madre durante su estancia en 'GH VIP 7'. Ahí fue cuando todos la conocimos más a fondo. Para Mila, su hija es el motor de su vida: "Voy a curarme porque se lo he prometido a mi hija y jamás he roto un juramento", dijo al ser diagnosticada con su enfermedad.