“Una mujer libre”, así se definía Lucía Bosé en su última entrevista

Volverte a ver ha rendido homenaje póstumo a la matriarca de los Bosé

Lucía Bosé en Volverte a ver

“Siempre he sido una mujer libre”, así resumía Lucía Bosé su trayectoria vital en su última entrevista antes de dejarnos el pasado 23 de Marzo tras pasar tres días ingresada a causa de sus síntomas respiratorios relacionados con el COVID-19. Carlos Sobera tuvo el privilegio de entrevistar a una de las mujeres más polifacéticas e inspiradoras de nuestro país por última vez y Telecinco ha emitido su paso por Volverte a Ver esta noche como homenaje a lo que ha significado para nuestra sociedad y cultura.

 


Lucía Bosé entrevista
Lucía Bosé, en su última entrevista en Volverte a Ver

 

Entusiasmada con la vida

 

“Estoy en un momento muy feliz de mi vida, hago todo lo que quiero” explicaba Lucía Bosé mostrándose tan apasionada por vivir como siempre. Sobera aprovechó para descubrir un poco más del día a día de la matriarca de los Bosé: “me encanta vivir sola, soy felicísima en mi pueblo de 50 personas, pero la verdad es que jamás me he aburrido en la vida”, explicaba la actriz.

 

“¿Por qué azul, Lucía?” le preguntaba Carlos intentando descifrar uno de los muchos enigmas de la mujer que era Lucía Bosé. “No sé, mi nieta Bimba me puso el pelo amarillo, verde, rosa, rojo y de pronto me lo puso azul y dijo que debía quedarme con este color, y así lo hice”, ha explicado.

 

Una mujer inspiradora

 

“¿Te consideras una mujer avanzada a tu tiempo?”, preguntaba de nuevo Sobera. “Creo que soy de otro tiempo, Carlos”, respondía la actriz. Y es que ciertamente, y tal y como contaba Lucía, vino a España por amor al torero Luis Miguel Dominguín, pero en aquel momento su modernidad chocaba con la realidad de un país en el que las mujeres vivían encerradas en una sociedad profundamente machista y censora. Más tarde, fue pionera también en divorciarse. Y ahora, en su manera de entender la vida, rompedora e inspiradora a partes iguales. Lucía también confesaba se encontraba bien estando sola, tanto, que ella misma afirmaba entre risas: “¡Me gusta estar sola, por suerte no he encontrado a nadie, los hombres son muy aburridos!”.

 

Este episodio de Volverte a ver ha sido especialmente emotivo y ha servido para homenajear y hacer un recorrido a la vida de Lucía Bosé, una de las más grandes actrices del cine de Italia y de muchos otros países, una mujer matriarca de una familia llena de artistas y creativos. Y es que tal y como la han definido en el programa: “su vida no se entendería sin el arte, sin su espiritualidad ni sin su pelo azul”.  

 

En esta ocasión, una de sus mejores amigas, Danielle, quiso darle una sorpresa. Y es que tras haber compartido muchísimos años de amistad profunda y de considerarse casi hermanas, llevaban ya más de cuatro años sin verse. Danielle y Lucía se conocieron peregrinando en el Camino de Santiago, donde pudieron intimar hasta convertirse en amigas inseparables. Danielle quiso agradecer el “cariño, la amistad y la generosidad” de su amiga, sobre todo en momentos tan duros como el de su divorcio, momento en el que la matriarca de la familia Bosé estuvo al pie del cañón ayudándola a salir adelante. “Quiero agradecerte tanta ayuda, eres estupenda y te quiero”. Así se dirigía Danielle a Lucía antes de abrir las pantallas de plató y fundirse con ella en un abrazo sincero.

 

 

Lucía Bosé y su amiga Danielle
Lucía y Danielle se reencontraron tras cuatro años sin verse
 

 

Y hasta aquí el homenaje póstumo de Volverte a ver a Lucía Bosé, uno de los muchos que se han hecho hasta el momento, pero tal vez el que más claro ha dejado las ganas de vivir y el entusiasmo vital que todavía tenía la actriz en la actualidad. Tal y como ha explicado Sobera, el programa ha querido rendir homenaje no sólo a Lucía y a lo que ha significado y aportado a la cultura española desde su llegada a nuestro país en los años 50, sino a todas las familias que lo están pasando mal en estos momentos a causa de la Pandemia del Coronavirus. Una enfermedad que se ha llevado por delante a Bosé, pero también a muchos otros mayores, los más vulnerables en esta crisis sanitaria. Por ella, y por todas las familias que están perdiendo a seres queridos sin ni siquiera poder despedirse de ellos. ¡Hasta siempre Lucía, gracias por todo lo que nos has dado!