Una mujer no recordaba su embarazo ni que había dado a luz a gemelas

Mili estuvo sedada e intubada 21 días por culpa del coronavirus, durante los cuales nacieron sus hijas

Una mujer no recordaba su embarazo ni que había dado a luz a gemelas

Mili y su marido, Yaseen, con sus dos bebés.

Mili América Antelo estuvo sedada e intubada 21 días por culpa del COVID-19. Durante estas tres semanas, nacieron por cesárea, y de forma prematura, sus hijas, Ayla y Ayma, pesando apenas un kilo cada una. Cuando se despertó, no recordaba nada. Ni siquiera, que al ingresar en el hospital, el 27 de marzo, estaba embarazada.

“Me dijeron que había tenido una grave insuficiencia respiratoria, un ictus, que habían tenido que provocar el parto... Me enseñaban las fotos de las niñas para que viera que estaban bien. Yo escuchaba pero no respondía, era como si viniera de otro planeta. Fue un ‘shock’”, ha explicado Mili, de 40 años, a los medios.

Para esta venezolana, que lleva 20 años en Catalunya y que ingresó en el Hospital Vall d’Hebron muy grave, recomponer aquel puzle en su cabeza fue una ardua tarea. “No sentía. Sabía que tenía dos hijas en la incubadora, que estaban bien... Y yo no era capaz de sentir nada”.

Tuvo que esperar a dar negativo en la prueba del coronavirus nada menos que 30 días. Eso sí, cuando pudo verlas y tocarlas, volvió a recordarlo todo.

Lee en nuestra revista Pronto todos los detalles de esta historia que demuestra que, a veces, los milagros existen.