Paloma Cuevas: así es su nueva vida lejos de Enrique Ponce

La cordobesa, de 48 años, sigue adelante por ella, pero, sobre todo, por sus hijas, que no llevan demasiado bien la aventura de su padre

Paloma Cuevas

La cordobesa está muy emocionada con sus nuevos proyectos laborales, relacionados con el diseño de moda.

Redacción

No ha sido fácil para ella pasar página tras convivir con el mismo hombre durante 25 años, pero Paloma Cuevas es una mujer fuerte y positiva que se ha propuesto seguir adelante con su vida cuanto antes por ella pero, sobre todo, por sus dos hijas, que parece que no están llevando demasiado bien el romance de su padre, Enrique Ponce, con Ana Soria, una mujer a la que le dobla la edad.

La cordobesa, de 48 años, tiene, además de a sus niñas, al resto de su familia, a sus amigas íntimas, importantes proyectos profesionales relacionados con el diseño de trajes de fiesta y joyas... y un libro de autoayuda. Pero no podrá pasar página por completo hasta divorciarse de Enrique Ponce, con quien está tratando de negociar los accesos al pabellón de caza donde el torero tendría expuestos cerca de un millar de trofeos cinegéticos.

Paloma Cuevas, cumpliendo sueños junto a sus hijas

A la espera de llegar a un acuerdo, Paloma tiene en su mesilla un libro de autoayuda muy especial, “El poder está dentro de ti”, de la estadounidense Louise Lynn Hay, partidaria de la meditación trascendental, la superación y el crecimiento personal ante la adversidad. De hecho, Paloma y Louise han vivido la misma mala experiencia al ver a sus maridos abandonarlas por mujeres más jóvenes.

Además, cumple sueños junto a sus hijas, como éste que compartió en sus redes sociales:

Descubre más sobre la nueva vida de Paloma Cuevas en tu Revista Pronto.