Pedro Sánchez advierte que “el desafío continúa”

Se decretará el luto oficial cuando todas las províncias alcancen la Fase 1 y más adelante está prevista la celebración de un acto de homenaje a las víctimas del COVID-19

Pedro Sánchez en rueda de prensa 9 de mayo

Pedro Sánchez ha comparecido en rueda de prensa este medio día

Gemma Gómez i Padial

El Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha comparecido en rueda de prensa como ya viene haciendo los últimos sábados para realizar un balance de cómo avanza la pandemia causada por el Coronavirus después de las reuniones del comité científico y técnico. El mensaje que el presidente ha querido lanzar es de prudencia y optimismo a la vez.

 

Se decretará el luto oficial

En esta rueda de prensa, Pedro Sánchez ha confirmado que cuando la totalidad del país pase a la Fase 1 de la desescalada, se decretará el luto oficial, como ya anunció en el Congreso de los Diputados esta misma semana. Además, ha añadido que se “celebrará un gran acto de recuerdo y conmemoración de las victimas del COVID-19”.

El Presidente del Gobierno ha recordado que “algo más de la mitad de la población española podrá, a partir del próximo lunes, realizar reuniones privadas de hasta 10 personas o visitar tiendas y terrazas, siempre con la recomendación de aforo”, entre otras medidas de alivio del confinamiento, tal y como ya anunciaron ayer el Ministro de Sanidad Salvador Illa y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias sanitarias, Fernando Simón.

 

La prudencia, fundamental

No obstante, ha llamado a la prudencia: “me gustaría subrayar que el virus no ha desaparecido, prosigue la lucha contra la pandemia hasta que demos con una vacuna o remedio definitivo”. Tal y como él mismo ha recalcado: “el desafío continúa”. Algo que deberá ir acompañado de una potenciación de la atención primaria para atajar rápidamente los nuevos casos que se vayan generando. Todo esto, tal y como ha indicado el mismo Pedro Sánchez: “servirá de poco si no va acompañado de responsabilidad ciudadana”. Un comportamiento que debe ser ejemplar, “la mejor manera de remitir el contagio es que todos tomemos las mismas medidas que si estuviéramos infectados”.

 

Crisis socioeconómica

Además, Pedro Sánchez ha mencionado las otras dimensiones de la crisis: la social y económica, sobre lo que ha afirmado que “nuestro país está sufriendo niveles de recesión tan solo comparables con las guerras del siglo pasado.”  Una crisis que, tal y como ha contado, debe solucionarse mediante transformaciones: “impulsando la digitalización, el buen funcionamiento de la educación, la ciencia y la investigación, que se han vislumbrado esenciales para cualquier nación”.  Añadiendo que, además de la protección a jóvenes, familias, empresas, trabajadores autónomos y pymes, hay que “fortalecer nuestros servicios públicos”, algo que ha admitido ser “la gran lección de esta crisis”.

En este sentido, Sánchez ha aclarado que esta crisis “no va a servir como excusa para abandonar nuestros objetivos”, haciendo referencia a las mejoras del mercado laboral, de los servicios públicos y las pensiones. Algo para lo que ha explicado, va a ser necesaria la colaboración de la Unión Europea, con la que  ha explicado que “nos estamos volcando” y ha reclamado que “la Unión Europea debe impulsar un plan de choque para la reconstrucción”. Otra de las medidas que ha recordado el presidente ha sido el ingreso mínimo vital, algo en lo que el gobierno lleva semanas trabajando sin ningún resultado público todavía.

 

Concienciación para mantener lo conseguido

Pedro Sánchez ha querido terminar su comparecencia con un mensaje optimista: “tenemos un futuro esperanzador” y ha llamado a la prudencia, sobre todo en aquellos puntos de España en las que se pase el próximo día 11 de mayo a la Fase 1 de la desescalada: “todos hacemos falta, en los lugares donde es posible recuperar parte de nuestra normalidad, debemos mantener la prudencia para seguir con lo que ya hemos conseguido”.