Ghost, la película que nos estremeció, cumple 30 años

Ghost, la película que nos estremeció cumple 30 años
Demi Moore y Patrick Swayze en una de las escenas más conocidas de la película ‘Ghost’.

Si tuviéramos que elegir una de las películas románticas de la historia del cine, sin duda, una de las que más números tendría sería ‘Ghost, más allá del amor’, (1990), protagonizada por dos de las estrellas más grandes del firmamento hollywoodiense, Demi Moore y Patrick Swayze. Pues aunque parezca increíble, este año se cumplirán ¡30 de su estreno!

 

La película fue escrita por Bruce Joel Rubin y dirigida por Jerry Zucker. El éxito y el reconocimiento acompañó a la película desde el principio, ya que ganó dos premios Oscar a la mejor actriz de reparto (Whoopi Goldberg) y al mejor guion original. También fue nominada a otros tres: a la mejor película, a la mejor música y al mejor montaje.

 

Whoopi Goldberg

Junto a Patrick Swayze y Demi Moore, la actriz Whoppi Goldberg también formó parte del reparto de ‘Ghost’.

 

Aunque el largometraje es esencialmente una película de amor, también incluye drama con toques de comedia. En definitiva, una gran producción que, sin duda, merece ser recordada.

 

La más bella historia de amor

 

Los protagonistas de este romance son Sam y Molly. Él es un ejecutivo de banca (Sam Wheat) y ella, una escultora de cerámica (Molly Jensen). La pareja mantiene un bonito romance y son muy felices salvo por un pequeño detalle, ya que Molly echa de menos que Sam le diga por iniciativa propia que le quiere. En cambio, lo único que escucha es la expresión “ídem” (palabra latina que significa “igual”) cada vez que ella le dice: “Te quiero”. Esta costumbre de Sam, entristece mucho a Molly.

 

 

 

A grandes rasgos, el argumento de la película es el siguiente: Una noche, mientras Sam y Molly volvían juntos a casa, son atacados por un ladrón llamado Willy López, (Rick Avilés). En el rifi-rafe, el atracador saca una pistola, dispara y Sam muere.

 

A partir de ese momento, el espectador es testigo de cómo Molly intenta superar la muerte de Sam mientras éste se queda en una especie de limbo hasta el final de la película, momento en que finalmente, deja este mundo.

 

Entre el disparo que recibe Sam y su muerte definitiva, la película se desarrolla siguiendo una trepidante trama de acción, comedia y drama protagonizada por Sam, el atracador y una médium llamada Oda Mae (Whoopi Goldberg).

 

En los últimos minutos de la película, Sam se despide de Oda Mae, comparte un dulce y romántico beso con Molly y le dice que la ama, a lo que ella responde: “Ídem”. Acto seguido, Sam se va poco a poco, rodeado de un halo misterioso.

 

 

Sam y Molly, amor solo en el cine

 

Un cariño tan excepcional como el que se tienen los protagonistas de la película no fue algo sencillo de aparentar. O quizá sí. El caso es que 30 años después de su estreno, ha salido a la luz que Patrick Swayzw y Demi Moore, literalmente, no se soportaban. De hecho, los actores no se cruzaban una sola palabra que no estuviera en el guion.

 

La cuestión es que esta situación deja claro que ambos se comportaron como dos grandes profesionales, ya que a pesar de la animadversión que sentían el uno por el otro, lo que transmitían en cada una de las escenas que compartieron fue puro amor.

 

Todo hay que decirlo, la suerte que tuvieron es que apenas compartieron escenas pasados los primeros 20 minutos de metraje.

 

Sin duda, este será uno de los grandes filmes que se recordarán del queridísimo Patrick Swayze, fallecido en el año 2009 a causa de un cáncer de páncreas.