Adara responde a la pedida de Gianmarco y a las declaraciones de Hugo Sierra

Adara responde a la pedida de Gianmarco y las declaraciones de Hugo Sierra

Gianmarco le pidió salir a Adara con un gran ramo de rosas azules.

Seguro que ayer Adara Molinero vivió una de las noches más intensas de su vida. La modelo fue nombrada ganadora de GH VIP 7 y lo celebró entre saltos y gritos de alegría junto a sus seres queridos.

 

Pero, horas antes de saber que se cumpliría su sueño de llevarse el ansiado maletín de Gran Hermano, Adara tuvo que vivir muchas emociones, algunas agradables y otras no tanto.

 

 

La propuesta formal de Gianmarco

 

Gianmarco Onestini subió a la casa de Guadalix a apoyar a Adara antes de la gran final y con una romántica propuesta para la joven. El italiano le hizo entrega de un enorme ramo de rosas azules que simbolizan “el amor puro, real y sincero”, y que, además, “son mis favoritas y las de mi abuela”.

 

Con los nervios a flor de piel, Gianmarco le pidió a Adara si quería ser su pareja. “Quiero saber si tú estás lista para salir de aquí conmigo”, a lo que la modelo le contestó un “¿en serio?”, para después responderle con un rotundo “sí”. Después se besaron apasionadamente: «Te quiero mucho», le dijo él, “yo también”, contestó ella.

 

 

 

Entre besos y risas, los enamorados continuaron dándose cariño ante la mirada embelesada de Jorge Javier Vázquez en la pantalla.

 

 

 

“Hemos puesto en duda que si él era un aprovechado, hemos dicho cosas tan feas que, viendo cómo mira a Adara, toda esa gente que cuestionaba que era un profesional de la seducción… ¡Yo a este chico me lo creo!”, aseguraba el presentador desde el plató.

 

 

 

Adara se enfrenta a las declaraciones de Hugo Sierra

 

Ya en plató, Adara pudo ver lo que su expareja, Hugo Sierra, había dicho de ella en televisión después de su apasionada noche con el italiano. Una de las declaraciones que más le dolió a la joven fue que le acusara de “promiscuidad barata”.

 

Molinero ha reconocido que le ha parecido “muy feo” y que se quedó “blanca, más de lo que ya estaba” al escuchar las palabras del padre de su hijo.

 

 

 

Gianmarco quiso meter cizaña diciendo que Hugo “ha hecho muchos platós vendiendo su dolor”, pero Elena, la madre de Adara, le cortó en seco pidiendo que parase: “Por favor, te lo pido por su bien, ahora no. No es el momento”.

 

Finalmente, tanto el italiano como Adara dejaron correr el tema, no sin antes zanjarlo ella diciendo que “podría hablar muchísimo y explicar mejor la situación, pero le voy a respetar”.