Saray, expulsada de Masterchef por la perdiz sin desplumar, “lo volvería a hacer”

La cordobesa ha superado la polémica del "León come gamba"

Saray la lía con la perdiz en Masterchef 8: “Lo volvería a hacer”

El plato de Saray ha generado muchísima polémica en las redes sociales.

S.C.P.

Saray es la quinta expulsada de Masterchef 8, pero su marcha no ha sido como las demás, ¡de hecho ha sido trending topic mundial! La concursante cordobesa, que en su vídeo de presentación se definía a sí misma como “una chica gitana y transexual”, presentó ante los jueces lo que se ha bautizado en las redes sociales como “el peor plato de la historia de Masterchef”: una perdiz sin desplumar ni cocinar, con tres tomates cherry encima.

 

El revuelo en el programa y en las redes sociales ha sido tal, que además de trending topic, el vídeo del momento en cuestión es número uno en tendencias de YouTube. Un plato de Masterchef no tenía tanta repercusión desde el famoso “León come gamba”, el plato que creó Alberto en Masterchef 3, que también se hizo muy popular en las redes, pero que no llegó a generar la polémica a la que sí ha dado lugar la concursante cordobesa.

 

“Nos hemos equivocado terriblemente contigo”

Por supuesto, a Jordi Cruz, Pepe Rodríguez y Samantha Vallejo-Nágera no les hizo ni pizca de gracia el plato de Saray y, tras cantarle las cuarenta, le pidieron que se marchara. “Que me faltes el respeto a mí, que lo has hecho, que le faltes el respeto a tus compañeros, que lo has hecho, que le faltes el respeto al programa, que te has hartado, y a los 28.000 candidatos a entrar a estas cocinas, evidentemente, no se puede hacer”, dijo Jordi.

“Entiendo que no quieras cocinar, que te rindas, lo entiendo todo, pero lo que has hecho con este producto no tiene justificación ninguna”, continuó el miembro del jurado cuando la aspirante intentó meter baza, pero Jordi le cortó rápido: “Ni se te ocurra abrir la boca. Nada. Porque nos hemos equivocado terriblemente contigo”.

 

 

De hecho, Pepe ya le había aconsejado que no presentara el plato, “demuestras que no eres inteligente”, opinó y añadió que “no tenías ninguna necesidad. No te puedo decir más”.

Sus compañeros tampoco entendieron la actitud de Saray, que criticaron su falta de profesionalidad y lo lejos que podría haber llegado: “Podría haber ayudado a mucha gente y haberse convertido en un icono y, de repente, todo se le ha desmoronado. Lo que siento ahora mismo hacia ella es compasión”. “Hemos visto una Saray que no queríamos ver y que no me gusta”, concluyó Iván.

¿La excusa de la exconcursante? “Desde que me disteis el delantal negro yo ya me bloqueé y ya no quería seguir porque vi que ya estaba mi destino marcado desde primera hora…” y, sobre su plato, añadió que “me da repugnancia pelar un pájaro de esos”.

 

“Lo volvería a hacer”

TVE no ha perdido la oportunidad de entrevistar a la exconcursante de Masterchef y Saray ha asegurado que no se arrepiente de nada: “Si te digo la verdad, sí. Lo volvería a hacer. No tenía ninguna posibilidad de salvarme”, razonó.

De hecho, aseguró que, durante la prueba “yo me volví loca” y que los nervios desde primera hora ya hicieron que no tuviera su mejor día: “Yo decía, qué coño hago aquí. Quiero irme a mi pueblo, a mi barrio, con la gente que me quiere de verdad”.

Por otro lado, Saray no se ha dado por vencida con Masterchef y piensa volver a intentarlo en la repesca del programa: “Voy a ir a la repesca y como me cojan le va a dar un dolorcillo a más de uno. Me encantaría entrar en la repesca sólo por ver sus caras. Sería muy fuerte. Yo creo que se morirían todos”.

¡Pero no solo eso! Sino que la cordobesa le ha cogido el gusto a las cámaras y no tiene pensado alejarse de la pequeña pantalla: “Me he dado cuenta que encanta el mundo de la comunicación y la televisión. Veo una cámara y me vuelvo loca. Me encantaría hacer un reality o un programa de televisión”. Lo que está claro es que Saray, con su intervención en Masterchef, no ha dejado indiferente a nadie.