Supervivientes confirma a Rocío Flores y Antonio David se emociona

Antonio David se emociona al confirmar a Rocío Flores en Supervivientes
Antonio David ha anunciado muy contento la participación de Rocío Flores en Supervivientes.

Pues ya tenemos a los dos primeros concursantes confirmados de Supervivientes 2020, que aterriza en Telecinco y Cuatro el próximo jueves 20 de febrero. El primer nombre en salir a la luz ayer fue el de Albert Barranco, el segudno y más esperado, un secreto a voces, ¡Rocío Flores!

 

Fue su propio padre, Antonio David Flores, quién se encargó de informar en Sálvame que Ro era la segunda participante del reality de supervivencia. El colaborador dijo el nombre de su hija con mucha alegría y visiblemente emocionado.

 

“Hola chicos, soy Rocío, soy concursante de Supervivientes. Me encanta vivir la experiencia, estoy súper feliz y vengo a dar todo de mí, para mí es un reto personal, así que espero no defraudar a nadie y contar con vuestro apoyo. ¡Un besito súper grande!”, explica Ro en su vídeo de presentación.

 

Por su parte, Antonio David aseguró con los ojos llorosos que “si ella está feliz, yo también” y añadió que “tiene muchas ganas de vivir esta aventura”.

 

 

 

La primera intervención de Rocío Flores en Sálvame

 

Poco antes de que se confirmara su participación en Supervivientes, la hija de Antonio David salió en defensa de su padre. Rocío llamó al programa para desmentir una información que estaba dando Lydia Lozano y que Antonio David se estaba esforzando en negar. 

 

La colaboradora aseguraba que Rocío había tenido hacía poco un "acercamiento" con su madre, Rocío Carrasco, pero la hija de Antonio David lo dejó claro: "Yo respeto tu trabajo como periodista, Lydia, pero la información que estás dando no es cierta. ¿Que me hubiera gustado para bien o para mal? No te digo que no, pero es totalmente incierto". 

 

"Nunca he entrado en el programa, pero estáis cuestionando la verdad de mi padre y no es justo", sentenció. Su padre, antes de terminar la llamada, se despidió con un "te quiero, rubia".