Rocío Flores envía un mensaje conciliador a su madre Rocío Carrasco desde Supervivientes

El verdadero motivo que ha llevado a Rocío Flores a Honduras es su hermano pequeño

Rocío Flores entrevistada por Jorge Javier Vázquez en Supervivientes

Rocío Flores entrevistada por Jorge Javier Vázquez en Supervivientes

Gemma Gómez i Padial

Rocío Flores ya llevaba toda la semana manifestando su intención de aclarar su punto de vista acerca de las insinuaciones que ha ido sembrando José Antonio Avilés todos estos días sobre que se estaría aprovechando de la historia con su madre, Rocío Carrasco, para hacer caja.

Jorge Javier Vázquez ha apartado a Rocío Flores al rincón de las nominaciones y le ha pedido que envíe un mensaje a su madre, concediéndole el deseo de comunicarse y dejar claras sus intenciones en el concurso. “Que quizás estaría bien tener un acercamiento por mi parte y no por mi, sino por el que viene detrás mío”, sollozaba Rocío refiriéndose a su hermano. Y ha añadido que es algo que nunca ha ocultado.

No obstante, considera que no tiene que pedirle perdón por nada. Rocío ha tenido la oportunidad por fin de aclarar que no quiere hablar en negativo sobre su madre y que lo que más le preocupa en estos momentos es su hermano pequeño, el motivo real que le habría llevado a concursar en Supervivientes.

Jorge Javier también ha aprovechado para preguntarle si cree que su madre está siguiendo su paso por Supervivientes. Rocío no lo sabe pero ha dejado claro que le gustaría mucho. El presentador se ha mostrado sorprendido por la fortaleza psicológica que ha demostrado con este tema, a lo que Flores ha contestado: “yo sé donde venia, sé que estar aquí tiene un precio pero jamás he hablado mal de mi madre, quería dejarlo claro”. “Eso ha quedado claro, me ha llamado la atención cuando has manifestado que querías tanto a tu padre como a tu madre pese a la distancia”, contestaba Jorge Javier. A lo que ella sólo ha podido responder: “es que es la verdad, es real”.

 

Salvado a favor de obra

Además de aclarar todo esto, Rocío también ha dejado constancia de que no le ha sorprendido nada la ruptura con su hasta ahora amigo José Antonio Avilés, que ha sido salvado esta noche gracias a una audiencia que ha votado, como estamos escuchando mucho por Telecinco estos días, ‘a favor de obra’.

“Yo ya sabía que esto iba a pasar, es una persona que tira a matar, lo tenía claro”, ha explicado Rocío Flores sobre la decepción que ha sentido con Avilés. Y ha confesado que ya llevaba tiempo viendo cómo era, pero que por su carácter, decidió darle una oportunidad. Lo que más le ha dolido a Rocío: que Avilés le dijera que si fuera sus padres se sentiría avergonzado de ella. Unas palabras que podrían hacer que nunca volvieran a recuperar la amistad que les unía.

En definitiva, viendo esta noche la gala de Supervivientes se nos ha venido a la cabeza una frase que recordó el otro día Jorge Javier Vázquez en Sálvame Diario: cuando no hay lomo, de todo como. Una expresión que utilizaban el presentador y Carmen Alcayde en Aquí Hay Tomate, en las épocas en las que no había tantos temas a comentar como de costumbre. Hasta bien entrada la noche no hemos podido ir al grano y la organización se ha extendido tanto con el juego de territorio, que algunos participantes se han quedado sin poder disputar el reto. ¡Suerte que hemos podido disfrutar de este momentazo televisivo de Rocío Flores hablando a su madre Rocío Carrasco a través de las cámaras de Supervivientes! Así, empatizamos con el equipo de Supervivientes 2020 que como todos, ya acusa la suma de días de cuarentena que llevamos encima. ¡Ánimo y gracias por tantas horas de entretenimiento!