Cocina por tiempos

Churros de patata con salsa de tomate

Churros de patata con salsa de tomate
Tiempo de preparación: 30 minutos
  • 350 kcal/ración
  • 150 g de patatas cocidas
  • 200 g de harina
  • 250 ml de agua
  • 50 ml de leche
  • 1 yema de huevo
  • aceite
  • sal
  • Para la salsa de tomate:
  • 1/2 kg de tomates en conserva enteros y pelados
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharadita de azúcar

1 Prepara primero la salsa. Para ello, pela y pica la cebolla y el diente de ajo, y sofríelos en una sartén con un poco de aceite durante 15 minutos, a fuego lento. Añade los tomates triturados, espolvorea el azúcar y una pizca de sal y deja cocer hasta que reduzca, unos 15 minutos más.

 

2 Aplasta la patata cocida con un tenedor hasta conseguir un puré. Calienta en una cacerola la leche con el agua y un par de cucharadas de aceite, y apártalo del fuego cuando hierva. Mézclalo con el puré de patata, poco a poco y removiendo hasta que esté todo bien integrado. Agrega la yema de huevo y mezcla de nuevo.

 

3 Incorpora la harina, poco a poco y removiendo con una cuchara de madera, hasta lograr una masa suave y homogénea. Introdúcela en una manga pastelera con boquilla estrellada y reserva unos minutos en la nevera para que se enfríe.

 

4 Calienta abundante aceite en una sartén de bordes altos y, con la manga, deja caer churros de masa en el aceite, cortando las porciones con unas tijeras. Dora los churros y deja escurrir sobre papel absorbente. Sírvelos calientes con la salsa de tomate.

Consejo

Al freír los churros, espera a que el aceite esté bien caliente, pero sin que llegue a humear. De esta manera se genera al instante una costra superficial alrededor del churro que impide la absorción excesiva de aceite.