Cocina y Salud Las mejores recetas para estar bien

Estofado de seitán

Estofado de seitán

Te ayuda a controlar el azúcar
4 personas
15 minutos de preparación + 35 minutos de cocción
Ingredientes
  • 500 g de seitán
  • 2 zanahorias
  • 2 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  • 3 naranjas
  • 2 cucharadas de uvas pasas
  • canela molida
  • salsa de soja
  • aceite de oliva
  • sal
Preparación

1Corta el seitán en lonchas finas y disponlas en un recipiente. Exprime 2 naranjas, cuela el zumo y viértelo sobre el seitán. Añade las pasas, un poquito de canela y la salsa de soja, y deja reposar durante 2 horas.

2Pela y pica la cebolla y los dientes de ajo. Pela las zanahorias, despúntalas y córtalas en rodajas finas. Calienta un poco de aceite en una cazuela, añade la cebolla y el ajo, y sofríelos 10 minutos a fuego lento.
3Agrega las rodajas de zanahoria y rehógalas hasta que empiecen a ablandarse, unos 5 minutos aproximadamente. Incorpora el seitán y todo el jugo del marinado, añade una pizca de sal y cuece 20 minutos.

4Cuando falten unos minutos para terminar la cocción, añade la naranja restante cortada en dados. Apaga el fuego y deja reposar unos minutos antes de servir.

El seitán te ayuda a controlar el azúcar
AGE 02490039_184x150
Preparar recetas igual de gustosas y originales con proteínas vegetales no sólo es posible, es también una excelente estrategia a la hora de bajar los niveles de colesterol y de triglicéridos y de mejorar así la salud cardiovascular, un apartado donde las personas diabéticas deben poner toda su atención. El seitán, más conocido como «carne vegetal» debido a su similar textura, da mucho juego en la cocina y, además, es muy fácil de preparar. Pero el motivo principal por el que deberías dar una oportunidad a este alimento, elaborado con gluten de trigo, pan rallado y salsa de soja, es que tiene un prácticamente nulo aporte graso. No es un tema baladí: el hecho de tener diabetes multiplica por 2-4 el riesgo de mortalidad cardiovascular.  
Las personas celíacas no pueden consumir seitán, un derivado del trigo. Recurrir al tofu o a la soja texturizada «sin gluten» –ten presente que algunas marcas incluyen ingredientes derivados de cereales con gluten– es una buena alternativa.