Naranjas heladas

Naranjas heladas

Ingredientes

• 1 bote de 400 g de leche evaporada
• 5 naranjas
• 50 g de azúcar

  • Tiempo Total

  • 30 minutos

  • Preparación

    30 minutos

  • Cocción

    Sin cocción

  • Coste

  • Dificultad

  • Tipo de plato

    Dulces y Postres

  • Tipo de dieta

    Vegetariana

  • Temporada

    Verano

  • Porciones

    4

Pasos

  1. Vierte la leche evaporada en un cuenco y guárdala en el congelador hasta que se empiece a congelar la superficie de la leche y aún esté líquida por debajo.

  2. Lava una naranja, sécala y ralla la piel evitando la parte blanca. Exprímela y cuela el zumo.

     

  3. Saca la leche del congelador y bátela con las varillas eléctricas hasta que doble su volumen. Añade, sin dejar de batir, el azúcar y el zumo y la ralladura de naranja, y vuelve a congelar. Transcurrida 1 hora, retira el cuenco del congelador y bate la preparación para romper los cristales de hielo. Congela de nuevo y repite la operación dos veces más.

  4. Lava las naranjas restantes, córtales un casquete y vacíalas, retirando la pulpa con la ayuda de una cuchara sin dañar la corteza. Rellena las naranjas con la crema preparada, con la ayuda de una manga pastelera, y guárdalas 2 horas en el congelador antes de servir.

El truco de Pronto

Este postre es una medicina para tus huesos y articulaciones, ya que la vitamina C de las naranjas potencia la acción del calcio de la leche, y éste a su vez mejora la absorción de esta vitamina, muy importante para la producción de colágeno, sustancia que ayuda reparar y mantener los cartílagos, tendones y ligamentos. Si tienes artrosis o haces mucho deporte, apúntate esta receta.