Pastel de brócoli y quinoa al horno

Pastel de brócoli y quinoa al horno

Ingredientes

• 1/2 brócoli

• 100 g de quinoa cruda

• 1 cebolla

• 125 ml de leche semidesnatada 

• 2 huevos

• 1 copita de vino blanco 

• aceite de oliva

• sal

• pimienta

  • Tiempo Total

  • 1 hora 5 minutos

  • Preparación

    25 minutos

  • Cocción

    40 minutos

  • Coste

  • Dificultad

  • Tipo de plato

    Primero

  • Temporada

    Primavera

  • Porciones

    4

Pasos

  1. Dispón la quinoa en un cuenco, añade agua hasta cubrirla y frota los granos entre los dedos (verás que el agua se enturbia). Escúrrela con un colador de malla fina y repite la operación hasta que el agua no se enturbie.

  2. Llena una cacerola con 300 ml de agua, añade una pizca de sal y la quinoa y lleva a ebullición a fuego fuerte. Cuando hierva, baja el fuego al mínimo y cuece durante 15 minutos o hasta que se haya absorbido el agua y la quinoa esté tierna. Deja que se enfríe a temperatura ambiente y separa los granos con un tenedor.

  3. Parte el brócoli en ramitos y cuécelos 5 minutos en una olla con agua hirviendo con sal. Escurre y reserva. Mientras, sofríe la cebolla picada en una sartén grande con un poco de aceite. Cuando esté tierna, añade un chorrito de vino, salpimienta y deja que reduzca.

  4. Incorpora la quinoa y el brócoli, remueve con suavidad y aparta del fuego. Bate ligeramente los huevos, mézclalos con la leche y agrégalos. Reparte la mezcla en 4 recipientes refractarios individuales y hornéalos durante 20 minutos a 160 °C, o hasta que estén cuajados.

El truco de Pronto

Combinar quinoa con brócoli en esta receta es un gran acierto, ya que esta verdura es una de las más indicadas para cuidar nuestra salud cardiovascular. Rica en fibra y vitamina K, por un lado, facilita la eliminación del colesterol "malo" y ayuda a mantener la presión arterial en unos índices adecuados, y por otro, contribuye a fortalecer los vasos sanguíneos.