Cocina y Salud Las mejores recetas para estar bien

Pastel de pescadilla y espinacas

Pastel de pescadilla y espinacas

Fortalece la memoria
4 personas
15 m de preparación + 55 m de cocción
Ingredientes
  • 650 g de pescadilla
  • ½ kg de espinacas
  • 100 g de salsa de tomate
  • 250 ml de nata líquida para cocinar
  • 6 huevos
  • 1 hoja de laurel
  • pan rallado
  • mantequilla
  • sal
  • pimienta
Preparación

1Para preparar el pastel de pescadilla y espinacas, primero limpia las espinacas y cuécelas en una olla con agua hirviendo con sal durante unos 8-10 minutos. Escúrrelas muy bien cuando estén listas y pícalas.

2Calienta un poco de agua en un cazuela. Cuando empiece a hervir, sálala, añade el laurel, un chorrito de aceite y la pescadilla, y cuécela durante 3-4 minutos. Retírala, límpiala de piel y espinas y reserva la carne.

3Casca 2 huevos, separa las claras de las yemas y monta las claras. Vierte las yemas en un cuenco grande, añade el resto de los huevos y bátelos. Incorpora la salsa de tomate y la nata, salpimienta y bate con las varillas. Agrega las claras montadas y mezcla con suavidad.

4Unta con mantequilla un molde tipo plumcake y espolvoréalo con pan rallado. Vierte un poco de la crema, añade los filetes de pescadilla, añade más crema y coloca encima las espinacas; vierte de nuevo más crema, dispón el resto del pescado y cubre con la crema restante.

5Cuece el pastel al baño María, en el horno precalentado a 180 °C, durante 45 minutos. Deja templar, desmolda y sirve el pastel de pescadilla acompañado con mayonesa o salsa rosa.

La pescadilla fortalece la memoria
Pescadilla ARXIU_184x150
La pescadilla comparte con el rape un dato de suma importancia para conseguir que nuestro cerebro trabaje a todo gas: son los dos pescados más bajos en colesterol y en grasas saturadas. ¿Sabías que a mayor riesgo cardiovascular, más probabilidades de sufrir fallos en la memoria? Según un estudio del Instituto Nacional Francés de Salud y de Investigación Médica en París, las personas de mediana edad con algún factor de riesgo cardiovascular, como tener niveles altos de colesterol «malo», son más propensas a desarrollar problemas cognitivos de forma precoz, muchos de ellos relacionados con la pérdida de memoria. Como puedes ver, dar prioridad al pescado blanco ayuda a mantener la mente más activa y ágil.      
Para preparar esta receta es muy práctico utilizar filetes de pescado congelado sin piel ni espinas. Has de saber que con la congelación apenas se pierden nutrientes, siempre y cuando lo descongeles correctamente. Para ello, déjalo en la parte baja del frigorífico 12 horas antes de consumirlo.