Cocina y Salud Las mejores recetas para estar bien

Pimiento relleno de huevo con patatas

Pimiento relleno de huevo con patatas

Levanta el ánimo
4 personas
10 minutos de preparación + 35 minutos de cocción
Ingredientes
  • 2 pimientos rojos
  • 1 pimiento verde
  • 1 patata
  • 4 huevos
  • 4 cucharadas de queso rallado
  • 1 ramita de perejil
  • aceite de oliva
Preparación

1Precalienta el horno a 180 °C. Lava los pimientos rojos, córtalos por la mitad, a lo largo, y retírales las semillas y los filamentos blancos. Disponlos en la bandeja del horno, espolvoréalos con una pizca de sal y ásalos durante 20 minutos, hasta que estén un poco tiernos.

2 Mientras, prepara el relleno. Pela la patata y córtala en daditos. Limpia el pimiento verde y córtalo en trozos pequeños. Fríelos en una sartén con aceite hasta que estén dorados y escúrrelos sobre papel absorbente. Sálalos.

3Rellena los pimientos asados con las patatas y el pimiento verde y casca un huevo en el centro de cada uno. Espolvorea con el queso rallado y hornea 15 minutos, o hasta que la yema empiece a cuajar. Sirve caliente, espolvoreado con perejil picado.

El pimiento levanta el ánimo
PIMIENTOS ROJOS THS 01058593_184x150
Las personas que atraviesan una situación de estrés físico o emocional o, todo lo contrario, se ven obligadas a guardar reposo absoluto, necesitan provisiones adicionales de vitamina C, el déficit de la cual produce fatiga y alteraciones en el ánimo. El pimiento rojo te ayudará a conseguir este propósito porque ocupa el puesto número uno en el pódium de las hortalizas más ricas en este nutriente. Si, además de estar baja de moral y desmotivada, estás cansada y más ojerosa y pálida de lo normal, ¿no será anemia? Si bien este ingrediente estrella de la dieta mediterránea no destaca por su aporte en hierro, gracias a su riqueza en vitamina C y en betacarotenos, multiplica la absorción del hierro presente en los cereales integrales, las verduras o el huevo.

¡Las propiedades del pimiento rojo son increíbles! Pruébalo también con calabacín.
Aunque el pimiento rojo proporciona un 25% más de vitamina C que el verde, una sola unidad de cualquiera de los dos supera con creces los requerimientos diarios de este nutriente. Elige el que más te convenga en función del color que quieras que predomine en la receta, el dulzor, tu capacidad para digerirlo, etc.