Salmonetes con ajoblanco

Salmonetes con ajoblanco

Ingredientes

  • 8 salmonetes
  • 250 g de espinacas frescas
  • 150 g de uvas blancas
  • aceite
  • sal
  • pimienta

 

Para el ajoblanco

  • 80 g de almendras crudas
  • 150 ml de agua
  • 1 cucharada de vinagre de vino blanco
  • 30 ml de aceite de oliva
  • 1 rebanada pequeña de pan del día anterior
  • 1/2 diente de ajo
  • 1 vasito de nata líquida para cocinar
  • Tiempo Total

  • 40 minutos

  • Preparación

    20 minutos

  • Cocción

    20 minutos

  • Coste

  • Dificultad

  • Tipo de plato

    Segundo plato

  • Porciones

    4

  • Intolerancia

    No apta para veganos

Pasos

  1. Salmonetes con ajoblanco Paso 1

    Pica las almendras y ponlas junto con el resto de ingredientes indicados, menos la nata, en el vaso de la batidora.

  2. Salmonetes con ajoblanco Paso 2

    Agrega una pizca de sal y tritura con la batidora eléctrica hasta obtener una crema homogénea. Cuela y reserva.

  3. Salmonetes con ajoblanco Paso 2

    Lava las espinacas, desechando los tallos gruesos, escúrrelas bien y córtalas en trozos no muy pequeños.

  4. Salmonetes con ajoblanco Paso 3

    Desgrana las uvas y lávalas. Calienta un poco de aceite en una sartén y saltea las uvas durante 2 minutos.

  5. Salmonetes con ajoblanco Paso 4

    Incorpora las espinacas y rehógalas, a fuego medio, durante 5 minutos o hasta que empiecen a encoger.

  6. Salmonetes con ajoblanco Paso 5

    Salpimienta las espinacas y resérvalas en caliente. Limpia los salmonetes y córtalos en filetes.

  7. Salmonetes con ajoblanco Paso 6

    Salpimiéntalos y dóralos en una sartén antiadherente durante 2-3 minutos, dándoles la vuelta.

  8. Salmonetes con ajoblanco Paso 7

    Añade al ajoblanco un chorrito de nata líquida y caliéntalo, a fuego muy lento, hasta que espese.

  9. Salmonetes con ajoblanco Paso 8

    Pon en los platos un lecho de espinacas con uvas, dispón encima el pescado y añade unas cucharadas de ajoblanco.

El truco de Pronto

Qué utilizan los chefs para servir las salsas de forma decorativa? Lo más elegante, la forma de lágrima, se realiza con una cuchara: vierte una o dos cucharadas colmadas de salsa en el plato y desliza la misma cuchara hacia un extremo, con el dorso tocando la salsa, con un gesto rápido y firme.

 

Para los detalles más pequeños, gotas de salsa, por ejemplo, se utiliza un «biberón» de plástico, una botella que termina en una pequeña boquilla lisa.