Tú también puedes ser un chef

Aprende a cocinar, con fotografías paso a paso, recetas tan sabrosas como espectaculares.

Suflé de patata y queso

Suflé de patata y queso
Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 1 hora y 10 minutos

Ingredientes para 4 personas

  • 4 patatas grandes
  • 3 huevos
  • 100 ml de nata líquida para cocinar
  • 150 g de queso tipo tetilla
  • 250 g de champiñones
  • 1 cucharada de mantequilla
  • aceite
  • nuez moscada
  • sal
  • pimienta

Paso a paso

1_pronto-2283_27632.jpg

Lava las patatas y cuécelas, sin pelar, en agua hirviendo con sal hasta que estén tiernas, unos 40 minutos.

2_pronto-2283_27634.jpg

Limpia los champiñones, córtalos en láminas y dóralos en una sartén con aceite. Salpimienta y reserva.

3_pronto-2283_27657.jpg

Escurre las patatas, deja que se entibien y pélalas. Después cháfalas o pásalas por el pasapurés.

4_pronto-2283_27658.jpg

Ralla el queso y mézclalo con el puré. Añade también la nata, salpimienta y condimenta con nuez moscada.

5_pronto-2283_27659.jpg

Calienta 10 minutos a fuego muy suave, removiendo con una cuchara de madera, para obtener una mezcla uniforme.

6_pronto-2283_27662.jpg

Aparta del fuego e incorpora las yemas de huevo, agregándolas de una en una y removiendo cada vez.

7_pronto-2283_27672.jpg

Monta las claras a punto de nieve y añádelas al compuesto anterior, mezclando con suaves movimientos envolventes.

8_pronto-2283_27667.jpg

Unta los moldes con mantequilla y reparte los champiñones. Rellena con la mezcla de patata sin llegar al borde.

9_pronto-2283_27682.jpg

Cuece 20 minutos en el horno, precalentado a 200 °C, o hasta que los suflés estén hinchados y dorados.

MEN 01629535

Un entrante que no espera

El suflé es una elaboración clásica de la cocina francesa que se caracteriza por su ligereza y esponjosidad. El tradicional se prepara con una base de salsa bechamel a la que se añaden los distintos ingredientes, pero existen algunas variantes, como el suflé con base de puré de patatas de la receta. Se completa siempre con las claras montadas, ingrediente fundamental para que se hinche en el horno y multiplique su volumen inicial.
Por eso es tan importante servirlo recién horneado, sin desmoldar −se presenta tal cual sale del horno−, ya que, tras pocos minutos, empezará a deshincharse.