Berenjena, una cura de salud para el hígado

Esta hortaliza se merece un lugar de honor en el cajón de nuestra nevera

Berenjena Alimentos Pronto Salud

Descubre todas las propiedades de la Berenjena.

Redacción

Lo tiene todo: es nutritiva, pero ligera, se vende a buen precio y su pulpa, de textura esponjosa, da mucho juego en la cocina.

Las propiedades saludables de las​ berenjenas

Reduce el presupuesto y gana salud

Más barata que la alcachofa, otro excelente protector hepático, la berenjena tiene una relación sodio/potasio aun más favorable y supera, además, su porcentaje en agua. Si eres hipertenso o retienes líquidos, ten en cuenta su poder diurético.

Buen protector hepático

Sus compuestos amargos dotan a la berenjena de un efecto benefactor sobre el hígado. Entre otros beneficios, mejoran el funcionamiento de este órgano y, al estimular la producción de bilis y el vaciamiento de la vesícula biliar, su consumo regular mejora la digestión de las grasas.

Corazón más sano

Es en la piel de este vegetal donde se concentran las antocianinas, el pigmento que la tiñe de su peculiar color violáceo. Gracias a ello, la berenjena protege el corazón y desatasca los vasos sanguíneos.

Colesterol a raya

Introducir la berenjena en tus recetas es una eficaz forma de reducir la absorción del colesterol y de frenar la partida de este tipo de grasa que se fabrica en el hígado. Es la perfecta guarnición de la carne roja y el acompañamiento ideal en barbacoas.

Un cicatrizante natural

Especialmente cuando se come con otros alimentos con mucha vitamina K, como la cebolla, los guisantes o las nueces, acelera la cicatrización de las úlceras y aumenta la densidad de los huesos.

Una ayuda sobre la báscula

Esta hortaliza sólo tiene una pega: absorbe como una esponja el aceite. Freírla multiplica por 15 su aporte calórico y la convierte en un alimento bastante indigesto. Asada o a la plancha es cómo mejor se aprovecha su alto poder saciante sin desequilibrar el menú. Una unidad mediana sólo aporta 50 kcal.

MÁS POR MENOS

Más barata que el bulbo de hinojo, otro vegetal que a la plancha está buenísimo, la berenjena tiene cinco veces menos sal y supera en un 2% su elevado aporte en agua.