Equinácea

Acude a ella para aumentar tus defensas

Equinácea

Descubre todas las propiedades de la equinácea.

 

Redacción

Cuando resulta necesario reforzar la inmunidad, a todos nos viene a la cabeza una planta: la equinácea. Tal y como descubrirás, razones para incluirla en nuestro botiquín natural ¡no faltan!

¿Para qué va bien la equinácea?

Infecciones respiratorias​

Según los expertos, este remedio es capaz de activar los leucocitos y reducir la gravedad de los síntomas de las infecciones respiratorias, sobre todo, las relacionadas con el tracto respiratorio superior.

Bronquitis y sinusitis

Además de reforzar las defensas, la equinácea contribuye a reducir la inflamación de los bronquios o de los senos paranasales (sinusitis).

Décimas de fiebre​

Sola o combinada con flores de saúco, refuerza la inmunidad al mismo tiempo que ayuda a bajar la fiebre.

Molestias de garganta​

Los viales y espráis bucales que asocian los beneficios de la equinácea con los del própolis se recomiendan en caso de sufrir molestias en la garganta: tos seca, afonía...

Heridas superficiales​

No es de extrañar que los nativos del norte de América la utilizaran para curar heridas de flecha. Por vía tópica –en forma de jabón-gel o en preparaciones con jugo de equinácea– mejora la desinfección de la piel y la cicatrización de heridas superficiales.

Herpes

Al fortalecer las defensas, previene la reaparición oportunista del virus del herpes labial, genital o zóster.

El remedio infalible

Con extracto de pino y tomillo, alivia la tos seca.  Los preparados que están formulados con extracto líquido de equinácea, pino, llantén, tomillo y eucalipto, entre otros, mejoran los ataques de tos, tanto la seca como la productiva. Aunque depende del laboratorio fabricante, normalmente se recomienda tomar tres medidas de 10 ml al día, una antes de cada comida, diluidas en un poco de agua –la mitad en caso de adolescentes–.

FICHA DE LA EQUINÁCEA

Propiedades

• Antiviral y antibacteriana

• Antitérmica

• Antiinflamatoria

• Desinfectante

• Analgésica

• Reduce el calor corporal

Dosis

Adultos: aunque se pueden tomar las flores o la raíz en infusión, es mejor recurrir a los comprimidos y tinturas, con contenido estandarizado, y seguir las indicaciones.

Precauciones

No debe suministrarse a embarazadas, niños pequeños o personas con trastornos autoinmunes.

Otros usos de la equinácea

Salud femenina. Si eres propensa a sufrir hongos vaginales o cistitis, prueba a tomar de forma preventiva durante períodos alternos de dos o tres semanas de duración cápsulas de equinácea con semillas de pomelo.