Aceites capilares: la mejor solución para hidratar el pelo seco

¿Tu melena seca te domina? ¡Aprende cómo puedes dominarla tú a ella con estos aceites naturales!

aceite pelo belleza

Aplícate un aceite nutritivo una o dos veces por semana.

N.D.

Nuestra piel y cabello son los que más sufren con la llegada del verano: el cloro del agua, las altas temperaturas, la exposición al sol o el agua salada son claros enemigos de ellos, por no hablar de los secadores o las planchas que tanto dañan nuestro cabello... 

El aceite para pelo seco es el mejor aliado para hidratar el pelo muy seco y devolverle el brillo, la suavidad y la elasticidad. ¡Apunta tus favoritos y ponlos a prueba... te van a sorprender!

20 aceites para pelo seco 

aceite para pelo seco almendras

¡No le temas a los aceites naturales, ya que suponen una bomba de vitaminas para hidratar el pelo seco!

Tanto si lo que necesitas es reparar como prevenir o hidratar el pelo muy seco te proponemos los siguientes aceites para incorporar en tu lista de indispensables de belleza: 

1. Aceite de argán: es un excelente reparador del cabello seco. Aporta hidratación y brillo al pelo y reduce la sequedad. Este aceite contiene ácidos linoleico y oleico que le ayudan a hidratar la estructura del cabello dañado. Al ser un aceite bastante graso, se recomienda utilizarlo en las puntas, ya que es la zona más seca del cabello. 


2. Aceite de almendras dulces: fortalece el cabello y reduce las puntas abiertas. Además, ayuda a suavizar el pelo y retener agua en el cabello, supliendo el sebo que le falta.


3. Aceite de coco: gran experto en combatir el encrespamiento, ya que mantiene la humedad del cabello. Repara la melena al instante de la aplicación gracias a que en su composición incluye ácido láurico y fortifica el cabello por completo. Se le reconoce como el mejor acondicionador natural que nutre, protege y restaura el crecimiento del cabello dañado.


4. Aceite de oliva: ¡ingrediente indispensable para introducir en nuestra rutina de belleza! Gracias a su poder nutritivo ayuda a disminuir el encrespamiento y aporta hidratación y brillo. 


5. Aceite de soja: es un aceite magnífico que hidrata en profundidad, evitando que el pelo se reseque y se rompa con facilidad.


6. Aceite de ricino: aporta brillo, protección y flexibilidad al pelo seco. ¡Puedes mezclarlo con aceite de argán antes de lavar tu melena!


7. Aceite de semilla de uva: esencial para recuperar el equilibrio natural del cabello dañado y la pérdida de humedad. Además, recobra el brillo, la suavidad y la elasticidad que necesita una melena seca y apagada.


8.  Aceite de aguacate: el aguacate tiene un alto contenido en nutrientes, ácidos grasos esenciales y vitaminas A, B, D y E por lo que ayuda a la producción de colágeno fortaleciendo el cabello quebradizo y revitalizando su brillo natural. 


9. Aceite de rosa silvestre: rellena las cutículas del cabello aportando suavidad y brillo, devolviéndole la fortaleza de un pelo sano. 


10. Aceite de macadamia: regenera el daño del pelo, ya que es un aceite rico en ácido palmitoleico y omega 3 que impide la sequedad del cabello dañado.


11. Aceite de linaza: rico en vitamina A y E es un aceite ideal para el cabello seco porque restaura su estructura y le devuelve su fortaleza y luminosidad.


12. Aceite de romero: sirve para fortalecer, hidratar y reparar el cabello seco, dañado y quebradizo.


13. Aceite de jojoba: cumple la función de regular la secreción de grasa en el cuero cabelludo y de nutrir y acabar con la deshidratación porque retiene el agua en las fibras capilares.


14. Aceite de brócoli: se trata de un aceite para pelo seco muy ligero en su textura y rico en vitaminas A, C y K y en calcio, por lo que es un nutritivo excelente para hidratar la melena seca en profundidad. ¡Recupera la suavidad de tu cabello!


15. Aceite de karité: aplicando aceite de karité podrás obtener un pelo suave y sedoso y olvidarte del pelo encrespado gracias a sus potentes agentes reparadores. 


16. Aceite de mango: tiene propiedades altamente nutritivas, ya que es un aceite rico en ácidos grasos. Al tener un alto contenido en vitamina E favorece la retención de agua y potencia la hidratación del cabello. 


17. Aceite de lavanda: es especial por estimular la circulación en el cuero cabelludo permitiendo que el pelo nazca más fuerte, brillante y sedoso. Para obtener resultados increíbles prueba a mezclarlo con el aceite de romero o jojoba.


18. Aceite de granada: protege el cabello seco del calor, devolviéndole el brillo y revitalizándolo del daño causado por agentes externos. 


19. Aceite de ámbar: repara la estructura capilar desde la raíz y aporta luminosidad y suavidad al cabello seco. Gracias a su potente poder antioxidante es capaz de proteger el pelo de los agentes externos. 


20. Aceite de manzanilla: protege el cabello de los agentes externos y lo revitaliza desde la raíz hasta las puntas. Potencia el brillo y la suavidad natural. Gracias a sus propiedades curativas regenera el cuero cabelludo después de aplicar productos químicos permanentes como los tintes o los alisados.

Para aplicar estos aceites puedes mezclar unas gotitas con tu champú, acondicionador o mascarilla habitual y no olvides masajear, durante dos minutos y con movimientos circulares, el cuero cabelludo en su aplicación para garantizar su absorción.

¡Conoce los beneficios de aplicar aceites naturales y esenciales!

pelo seco aceite belleza

Los aceites son aptos para cualquier tipo de cabello falto de hidratación.

Por lo general, el aceite para pelo seco tiene efectos positivos por el alto contenido en vitaminas y cuando se utiliza con regularidad (una o dos veces a la semana), el cabello retorna a su condición de suavidad y luminosidad.  Pueden ser utilizados por cualquier tipo de pelo, aunque se recomienda conocer las propiedades y efectos de cada aceite para no estropear el pelo y provocar un desequilibrio en su estructura.

Como ves, en el mercado existen una infinidad de ingredientes que potencian la hidratación, la suavidad, el brillo y la elasticidad para hidratar el pelo muy seco. Con ellos puedes componer numerosas fórmulas distintas al combinarlos. ¿Cuál es tu aceite favorito?

¡Advertencia: cuando los pruebes no habrá vuelta atrás, porque se convertirán en un producto esencial de tu rutina de belleza!