Ana Obregón y Alessandro Lequio, rotos de dolor tras su visita al tanatorio

Más unidos que nunca, los hemos visto fundirse en un tierno abrazo

Ana Obregón y Alessandro Lequio rotos de dolor tras su visita al tanatorio

La actriz y el aristócrata italiano regresando al apartamento barcelonés en el que se alojaban.

A.L.J.

Más unidos que nunca. Así están Ana Obregón y Alessando Lequio tras la muerte de Álex Lequio, que falleció el pasado miércoles a causa de una dura lucha contra el cáncer. La actriz y el aristócrata están llevando estos durísimos momentos alejados del resto de sus seres queridos a causa del estado de alarma decretado por el coronavirus. Solamente las hermanas de Ana, Celia y Amalia, se han desplazado hasta la ciudad condal para estar junto a la desolada intérprete.

Este jueves, Ana y Alessandro estuvieron velando a su único hijo en común en el tanatorio barcelonés de Sancho de Ávila. Desde allí, regresaron hasta el apartamento de la ciudad en el que se habían instalado desde que Álex ingresara en el Instituto Oncológico Baselga-Hospital Quirónsalud de Barelona.

Las cámaras pudieron captar el momento en el que los desolados padres del empresario bajaban del taxi, junto a las hermanas de Ana, y entraban en el edifico. Ataviados todos con mascarillas, la actriz fue ayudada por su expareja a bajar del vehículo. Alessandro, por su parte, rindiendo homenaje a su hijo, llevaba la camiseta y la gorra favorita de Álex.

Los periodistas congregados ante la puerta del apartamento, quisieron dar el pésame a la familia del joven, que falleció con solamente 27 años. Tanto Ana como Celia y Amalia agradecieron el gesto.

Una vez dentro del edificio, y mientras esperaban el ascensor, Ana y Alessandro se fundieron en este desconsolado abrazo: