Iñaki Urdangarín obtiene el tercer grado penitenciario

El marido de la Infanta Cristina solo deberá volver a la cárcel para dormir

Iñaki Urdangarín

Iñaki Urdangarín solo irá a la cárcel para dormir.

S.C.P.

Iñaki Urdangarín está de enhorabuena. El juez ha concedido el tercer grado al cuñado del rey Felipe, esto significa que tiene la semilibertad y que ya solo deberá ir a la cárcel para dormir.

Tras esta decisión, Urdangarín podrá trabajar fuera de prisión y tendrá libertad todos los fines de semana. El marido de la Infanta Cristina cumple una condena de cinco años y diez meses de cárcel por delitos de corrupción en el cas Nóos, en un módulo sin contacto con el resto de presos de la cárcel de Brieva, en Ávila.

Así, este miércoles el juez ha decidido apoyar la progresión del marido de la Infanta al tercer grado, con la condición de que Urdangarín mantuviera su actividad laboral y se sometiera a un programa de reinserción para condenados por delincuencia económica

El magistrado ha reconocido la "positiva evolución" de Iñaki y que reúne los requisitos legalmente establecidos para acceder a la semilibertad, siempre que continúe con sus labores que está desarrollando en el Hogar Don Orione y que, por supuesto, realice el programa mencionado. 

Por otro lado, todavía no se sabe si la Infanta Cristina volverá a instalarse en España -ya que ahora se encuentra en Ginebra- para estar más cerca de su marido, con quién podrá disfrutar después del trabajo y durante los fines de semana.