Jaime de Marichalar, el exmarido de la Infanta Elena: ¿qué ha sido de su vida?

Jaime de Marichalar vive, desde hace años, lejos del foco mediático y de la familia real, a la que solo le unen los dos hijos que tuvo con la Infanta Elena. ¿A qué se dedica ahora el exduque de Lugo?

jaime de marichalar apertura

Jaime de Marichalar cumple 58 años lejos del ojo público.

M.A.

Jaime de Marichalar celebra hoy su 58 cumpleaños. El exmarido de la Infanta Elena vive actualmente alejado del foco mediático, trabajando en lo que le gusta y manteniendo una estupenda relación con sus dos hijos, con quien se lleva fenomenal pese a que no viven con él. 

El que fuese Duque de Lugo siempre ha sido un personaje muy excéntrico dentro del panorama celebrity patrio: siempre en un segundo plano, Jaime de Marichalar es un apasionado de la moda y no suele hacer declaraciones a la prensa. Ha concedido escasas entrevistas a lo largo de su vida, y las pocas que ha dado, siempre han sido a publicaciones de moda enfocadas hacia el mundo del lujo, no a prensa del corazón. 

El primer divorcio de la familia real española

Jaime y la Infanta Elena se casaron en 1995. De ese matrimonio nacieron sus dos hijos, Felipe Juan Froilán y Victoria Federica quienes, a día de hoy, son los jóvenes más díscolos de la familia del rey Felipe VI. La familia de los Duques de Lugo al completo vivía en un ático en el madrileño Barrio de Salamanca, al que Jaime se mudó al casarse y del que no ha vuelto a salir. 

jaime de marichalar boda

Jaime de Marichalar y Elena de Borbón se casaron en 1995, en Sevilla.

El matrimonio nos dio grandes momentos a la prensa del corazón, como el lapsus que tuvo Marichalar al presentar a su primogénito ante los medios: "Es igualito que su madre... el pobre", dijo, y rectificó rápidamente. 

En 2001 y ya siendo padre de sus dos hijos, el entonces marido de la Infanta Elena sufrió un ictus, del que tardó meses en recuperarse. Se trasladaron a vivir a Nueva York, donde Jaime se puso en manos de los mejores médicos y, poco después de su vuelta a España, la pareja tuvo que pasar por un segundo duro bache: la pérdida del hijo que esperaban. La Infanta Elena perdió a su tercer hijo a las 14 semanas de gestación, en el 2003. 

Cuatro años después, la pareja anunció aquel famoso "cese temporal de la convivencia". 

Un divorcio discreto que llegó en 2009

Jaime de Marichalar firmó el divorcio (y con él, su salida oficial de la familia real) en el año 2009, pero nunca se alejó de su familia. Al menos físicamente, ya que se fue a vivir a solo unas manzanas de su antiguo domicilio. 

Los papeles del divorcio de la hija de Juan Carlos I y su exyerno tienen una curiosa historia: actualmente están guardados en una caja fuerte con grado de seguridad IV en el Juzgado de Familia número 22, de Madrid. ¿El motivo? Evitar que en un futuro el expediente pueda ser robado.

jaime de marichalar familia real

La familia real española en los años 90. ¡Qué distinta sería esta imagen hoy día!

En cuanto el divorcio fue oficial, a Jaime de Marichalar le retiraron su tratamiento de Excelencia y el ducado de Lugo que ostentaba con su exmujer, así como su rango de miembro de la Casa Real Española. 

De profesión, consejero... y rostro visible de su propia firma de moda

Durante su matrimonio con la Infanta Elena, Jaime trabajó como consejero de diferentes entidades, desde seguros hasta banca privada. Pero desde 2010, el padre de Victoria Federica le dio un giro de 180º a su carrera para dedicarse a lo que siempre había querido: el mundo de la moda. Jaime es, actualmente, consejero de la multinacional LVMH, un conglomerado de firmas de lujo a la que pertenecen Fendi o Loewe, entre otras. Además, tal es su pasión por la moda, que se ha aventurado con dos socios a montar su propia marca de moda, dedicada exclusivamente a la confección de trajes masculinos a medida, de forma artesanal. 

 

Junto a los empresarios Federico Zanolla y Goyo Fernández, Jaime de Marichalar se ha aventurado a crear esta marca, sin duda no apta para todos los bolsillos, y que cuenta solo con dos puntos de venta en Madrid, ambos en el barrio de Salamanca. 

Personaje pintoresco del barrio más lujoso de Madrid

Jaime de Marichalar nunca ha ocultado su pasión por el lujo (de hecho, uno de los motes populares que tuvo su matrimonio con la Infanta Elena era el de 'duques de lujo') y por la moda. "No me gusta el fashion victim, tampoco el color negro, que me parece una opción muy aburrida y fácil", confesaba Jaime a la revista Vanity Fair en 2015. De hecho, su particular forma de vestir, siempre arriesgando con colores y combinación de estampados, ha sido siempre una de sus señas de identidad.

Por eso, Jaime es un personaje de lo más pintoresco en su barrio, donde es habitual verle pasear por las inmediaciones de su casa o de los puntos de venta de su firma de sastrería (o "slow tailoring", como él lo llama). Jaime de Marichalar lleva hoy una vida tranquila y lejos de los focos. Reside en un apartamento de tres pisos con piscina en el corazón de la Milla de Oro madrileña, una zona que solo se pueden permitir unos pocos privilegiados. Solo se deja ver en eventos de moda y siempre, siguiendo sus propios principios, en un discreto segundo plano.