Sarah Ferguson podría testificar en el juicio por abusos sexuales de Andrés

La defensa del príncipe alega que una de las noches de autos estuvo con su hija Beatriz

Sarah Ferguson

El exmatrimonio sigue manteniendo una relación cordial. 

Redacción

El príncipe Andrés está en un aprieto que salpica a toda su familia, incluso, a su exmujer. El hijo predilecto de la reina Isabel ha recibido por fin oficialmente la demanda por abusos sexuales de Virginia Giuffre y, a pesar de las pegas administrativas que está poniendo su defensa, todo apunta a que, tendrá que afrontar un juicio civil –proceso en el que se reparan los daños causados, pero no se imponen penas de cárcel– en el que es probable que testifiquen amigos y familiares.

Una pizza de coartada

Giuffre afirma que fue obligada a acostarse con él en tres ocasiones cuando tenía 17 años y era víctima de la red de esclavas sexuales creada por Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell, amigos del duque de York.

En la desastrosa entrevista que éste dio a la BBC para intentar lavar su imagen, aseguró que una de las tres supuestas noches de autos, el 10 de marzo del 2001, había llevado a su hija Beatriz, que por aquel entonces tenía 13 años, a tomar una pizza en la localidad inglesa de Woking, por lo que tanto la joven princesa como su madre, Sarah Ferguson, podrían tener que comparecer ante el juez para apoyar esa coartada.

beatriz de york

Beatriz de York podría declarar a favor de su padre.