COVID-19: verdades y mentiras sobre las vacunas

Desde que tenemos el antídoto contra el coronavirus, los virólogos y los expertos luchan contra las noticias falsas y sin ninguna base científica que han surgido sobre esto

vacuna coronavirus

Las vacunas ni afectan al ADN ni causan esterilidad. Son seguras y tienen una eficacia del 95%.

Redacción

Ponemos los puntos sobre las íes y analizamos las afirmaciones más extendidas acerca de diferentes aspectos relacionados con las vacunas contra el coronavirus, siguiendo las directrices de los expertos, cuáles son verdad y cuáles son pura invención.

Y es que el proceso de elaboración ha estado salpicado por rumores falsos de todo tipo, como el que dice que provoca esterilidad (ni el virus ni la vacuna interfieren en el metabolismo hormonal) o el que señala que, una vez inmunizados, ya podemos ir sin mascarilla y hacer vida normal, lo cual sería una irresponsabilidad. Como dice el Ministerio de Sanidad, hasta que gran parte de la población no esté vacunada, es vital que todos sigamos manteniendo las medidas de prevención.

Efectos adversos de la vacuna del coronavirus

-Vacunarnos puede provocarnos la enfermedad. MENTIRA. Las vacunas son seguras. Lo que ocurre es que pueden confundirse los efectos adversos de la vacunación (fiebre, dolor muscular o cansancio), habituales en estos casos, con los síntomas del coronavirus. Pero no existe la posibilidad de que podamos infectarnos simplemente con la vacuna.

-Las personas pueden infectarse entre las dos dosis. VERDAD. La primera dosis de la vacuna de Pfizer nos otorga una protección del 52,4% y aumenta hasta el 95% tras la segunda dosis. Así que en el periodo que queda entre los dos pinchazos, puede producirse una infección si no seguimos cumpliendo con las medidas de prevencicón.

Sigue leyendo en nuestra revista este artículo, en el que analizamos las afirmaciones más extendidas acerca de las vacunas para saber, siguiendo las directrices de los expertos, cuáles son verdad y cuáles son pura invención.